Científico hondureño conquista Dinamarca con proyecto de inteligencia artificial

Ahora también puede escuchar este artículo.

Son mu­chos los catrachos que han puesto en alto el nombre de Hon­du­ras, de­mos­tran­do sus ta­len­tos y habilidades en el extranjero. Oscar Alfonso Puerto Meléndez es un hondureño cinco estrellas, a sus 35 años ha hecho de un programa de inteligencia artificial, una sinfonía de la vida. Además, tuvo la oportunidad de viajar a la Universidad Tecnológica de Georgia en Atlanta a presentar el programa. Oscar demuestra el empuje y las ganas de un joven determinado a triunfar y dejar huella en el planeta.

El programa es una simulación de una banda jazz. Este proyecto además de ser un programa, es un estudio científico que trata de entender la comunicación no verbal que ocurre entre los músicos cuando están tocando; por ejemplo, cuando el guitarrista hace contacto visual con el baterista indicando que debe de aumentar el tempo de la canción. El programa trata de simular esta comunicación no verbal de forma autónoma al momento que está ejecutando una canción.

Lea: Artista caribeño cautiva con sus pinturas y se convierte en promotor del arte en La Ceiba

Su proyecto ha sido un gran éxito en Dinamarca, siendo destacado en algunos medios de ese país.

Eso no es todo, ya que la semana pasada, la prensa de Islandia publicó un artículo sobre la tesis del catracho; quien se ha convertido en todo un ingenio. La publicación fue nombrada como “Primer hondureño en publicar en el campo de creatividad computacional”. Para Oscar esto fue una recompensa, ya que las clases y la universidad de Islandia eran desafiantes y complejas. También, Oscar es la imagen de la compañía donde trabaja, la empresa Salling Group, destacada por su prestigio en Dinamarca.

Mire esto: Colectivo Culturas Vivas crea diferentes murales en honor a los migrantes

Un proyecto lleno de pasión

Todo empezó en el 2017, cuando el hondureño estaba culminando su maestría en ciencias de la computación y como proyecto final quería encontrar algo que lo motivara a escribir todos los días. Y fue así como decidió crear este excelente programa con una herramienta de investigación orientada a la comunidad de desarrolladores, que tratan de entender la inteligencia artificial en el contexto musical.

“Toda mi vida tuve el sueño de ser músico. Estudiar música es una decisión arriesgada porque no te garantiza que llegarás a triunfar en grande; así que me dio un poco de miedo y me dediqué a la computación. Luego quise combinar la música con la programación; fue la mejor combinación que pude hacer , ya que desde ahí nació el proyecto de basar mi tesis en inteligencia artificial y música”, manifestó Oscar Puerto a Honduras Tips.

Además: Investigador hondureño, lanza su libro de historia garífuna en Amazon

El hondureño considera que es un programa un poco complejo de entender porque básicamente está orientado a la investigación científica de los programadores. Es tan impresionante cómo el catracho Oscar Puerto escribió el código solo, bajo la asesoría de su supervisor de maestría, David Thue; un músico que ayudó a Oscar a aprender a leer la música en el pentagrama y entender la teoría musical.

Oscar Puerto, es una hondureño trilingüe: habla español, inglés e Islandés y actualmente aprende danés.

Vida en Islandia 

El primer país donde migró fue a Islandia, donde permaneció siete años, pero tuvo que salir de ahí, ya que las oportunidades en este país eran pocas. Es por eso que decidió mudarse a Dinamarca el 6 de enero de 2020, país donde ha podido expandir sus conocimientos.

Oscar es originario de la capital, Tegucigalpa, donde se preparó con dos títulos, uno de Bachiller en Ciencias y Letras, y el otro de Técnico en Computación. En el 2012 obtuvo su título universitario de ingeniero en informática y finalmente se enroló con el programa de maestría en Islandia, graduándose con el título de máster en ciencias de la computación.

Le puede interesar: Top 8 elementos que enorgullecen a las comunidades garífunas 

“Sueñen en grande, los hondureños vivimos en un país donde crecemos pensando que si no tenemos las influencias o el apellido correcto estamos destinados a no poder llegar a materializar nuestros sueños. Lo que muchas veces nos lleva a conformarnos. Casi siempre nos ponemos límites innecesarios; cuando estamos en el extranjero es muy posible que pensemos que no tenemos la capacidad para conseguir ese trabajo en una oficina o esa carrera universitaria, o emprender con algún negocio. Sin embargo, este pensamiento es totalmente equivocado, son muchos los ejemplos de hondureños que han triunfado en países desarrollados” finalizó Oscar, con un emotivo mensaje a los hondureños.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario