Recorrido por los monumentos que nos recuerdan al Bicentenario de Independencia

Ahora también puede escuchar este artículo.

Estamos a solo semanas de poder festejar una fecha muy importante para el país, como lo es el 15 de septiembre, debido a que en este día se festeja años tras año la independencia de Honduras. Por supuesto este año no puede pasar desapercibido, ya que el país festeja sus 200 años desde que se firmó el documento de la independencia. Por lo cual en el marco de la celebración al Bicentenario de Independencia, hemos decidido destacar aquellos monumentos que se destacan en el país y los que le presentamos hoy se ubican en Tegucigalpa.

Son muchos los monumentos que todavía se mantienen en el país, a pesar del paso de los años. Como parte de este listado podemos destacar desde destinos, estatuas, arquitectura y demás; de los cuales jugaron algún papel durante la época colonial y del dominio español. Conozca cuales son estos monumentos destacados que nos brindó el historiador Nelson Carrasco.

Mire esto: Algunos de los monumentos que nos recuerdan al Bicentenario de Independencia

Teatro Nacional Manuel Bonilla

1. Teatro Nacional Manuel Bonilla

Este teatro fue construido en 1915 y se encuentra ubicado en el centro de Tegucigalpa todavía conserva sus detalles tradicionales y culturales, que tanto caracteriza este emblemático lugar. Según lo que la historia del lugar os cuenta, este recinto cultural fue el sueño de un grupo de intelectuales de aquella época como Rómulo Ernesto Durón, Floylán Turcios y Augusto C. Coello, entre otros amantes de las letras. En este espacio se presta para realizar obras, presentación de orquestas sinfónicas, danzas, opera, etc. El teatro se inauguró con un baile de gala el 15 de septiembre de 1915, durante el período presidencial de Francisco Bertrand, quien apoyó su terminación dos años después de la muerte del ex presidente Manuel Bonilla.

El teatro está conformado por varios salones: platea, palco, galería, foyer y vestíbulos. El diseño del edificio estuvo a cargo del ingeniero francés M. Surgueois. Su interior está basado en el teatro Athénee Comique de París y su construcción estuvo a cargo del español Cristóbal Prats, mientras de la pintura se encargó el hondureño Carlos Zúniga.

 

2. Iglesia La Merced, Tegucigalpa

Su construcción inicia a finales de 1650 como casa conventual para los frailes. La fachada de esta iglesia ha tenido varias remodelaciones, con una serie de retablos épocas diferentes que hacen que no se vea tan estilizada como las otras, por eso su estructura parece ser del periodo neoclásico cuando en realidad es más antigua.

A finales del siglo XIX, la iglesia fue abandonada, pero en 1858 el padre José Trinidad Reyes abrió nuevamente sus puertas, para que los fieles regresaran lentamente. Actualmente parte de la iglesia sirve como la Galería Nacional de Arte, la cual tiene sus puertas abiertas para todos aquellos que quieran visitarla.

3. Edificio de Telecomunicaciones Electrónicas

El edificio comenzó su construcción en el año de 1916, y fue diseñado por el arquitecto Agusto Bressani. El palacio cuenta con un diseño comparte cierta similitud con los palacios italianos como el palacio Rucellai. Dicho monumento se construyó en el mismo sitio donde anteriormente funcionó el Telégrafo Nacional.

Este lugar actualmente se ha convertido en un museo en Tegucigalpa, ya que guarda muchos elementos y artefactos usados en aquellas épocas. Fue en el 2002 que se decidió destacar este lugar como un museo. Cabe destacar que El museo tiene una colección de 625 piezas distribuidas por diez salas de exposición que narran la historia de las telecomunicaciones en Honduras.

Le puede interesar:  PANI presenta 6 billetes conmemorativos al Bicentenario de Independencia

4. Parque La Concordia

Este emblemático parque  fue diseñado en el año de 1939 por el escultor de origen mexicado, Augusto Morales Sánchez. Un lugar que se ha convertido con el pasar de los años en un espacio importante en cuanto a la historia de la capital de Honduras; el cual desde su construcción, lo mantuvieron en completo descuido, el cual colapsó tras el paso del Mitch, a finales de octubre en el año de 1998.

Sin embargo este lugar ha sido restaurado y actualmente es uno de los espacios emblemáticos que destaca a Tegucigalpa; puesto que ahora sus jardines naturales y representaciones de la cultura maya vuelven a lucir impecables.

Iglesia Los Dolores

5. Iglesia de Nuestra Señora Los Dolores

El primer templo católico que existió al establecerse el Real de Minas, fue la ermita de los mulatos y esclavos del Real de Minas que se habían vuelto adinerados, quienes la levantaron rústicamente allá por el año de 1579.

Aquella ermita fue recibiendo ciertas mejoras, hasta  que Juan Napomuceno Cacho, diseñara sus planos y comenzara la construcción de la iglesia que hoy conocemos, toda la decoración que en ella se encuentra como, cerámicas, ángeles, jarrones y repisas entre otros fueron elaborados en Comayagua.

Uno de sus más relevantes detalles arquitectónicos es su fachada principal. Esta es de un gran estilo barroco, con un cuerpo central y dos torres laterales. Es por eso que es única en su género.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario