Curiosidades del reloj de Comayagua, el más antiguo de América

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Muchas preguntas surgen en torno al reloj más antiguo de América, y cuarto a nivel mundial, ubicado en la catedral de la ciudad colonial de Comayagua. Las respuestas de éstas, podrían resolverse en esta pequeña reseña del emblemático reloj hondureño.

Según cuentan los historiadores que guían a los turistas por el casco colonial de Comayagua, este reloj fue fabricado en 1100 por los moros o árabes que invadieron España antes del siglo X, y que fueron expulsados en el año 1492.

Los relatos indicaron que a los árabes les arrebataron algunas pertenencias, repartiéndose el botín de guerra, entre las cuales se encontraba este reloj, el cual fue entregado al duque CoCentaina, y fue obsequiado en ese entonces al  fray jerónimo de Coreia que fue nombrado  obispo en una ciudad española, precisamente era hijo del duque, quien dijo “Te regalo mi reloj árabe de la Alhambra, Sevilla para que lo pongas en tu catedral cuando la construyas”.

El fray Jerónimo de Coreia tenía este mismo reloj en una torre de madera en la plaza mientras se construía una torre de cantería. Posteriormente el marca horas llegó a Comayagua como un regalo en tiempos de la colonia por orden del rey Felipe III.

El bien conservado reloj trabaja a base de peso, tiene un total de 8 ruedas dentadas que corresponden 4 para engranajes, 3 para las pesas y 1 que mueve el péndulo.
El tiempo es marcado a base de campanadas, dando así los cuartos, las medias y las horas.

El reloj funcionó por primera vez en la iglesia Nuestra Señora de La Merced donde estuvo 75 años hasta el año 1715; cuando se trasladó hacia La Catedral que se mantiene vigente hasta la fecha.

Dicho reloj ha sido intervenido en dos ocasiones, la primera cuando se restauró La Catedral, y la segunda, el 1 de abril de 2016 donde se reparó uno de sus engranajes, pero sin dejar de funcionar.

Una de las cosas que llama más la atención de este reloj es la exactitud de su maquinaria para marcar el tiempo. Es el reloj más antiguo de América y el cuarto a nivel mundial.

Sobre La Catedral


Fue inaugurada el 8 de diciembre de 1711, es la más grande y bella de todas las catedrales que se construyeron en el período colonial. De los dieciséis retablos o altares originales, únicamente han sobrevivido hasta nuestro tiempo cuatro, son de talla en madera y cubiertos con lamina de oro, algunos con pinturas exquisitas y otros con imágenes talladas artísticamente. De los cuatro, sobresale el altar mayor, que posee a sus pies un rico frontal de plata y oro de un metro de alto por tres de largo.

Uno de sus altares posee un Cristo Negro hecho en la tradición del Cristo Negro de Esquipulas, además posee tres naves y cinco cúpulas, una sola torre con ocho campanas, y que en el tercer piso aloja al casi milenario reloj moro.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario