Abuela sampedrana se destaca con su taller de reparación de bicicletas

Ahora también puede escuchar este artículo.
Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Los hondureños son personas trabajadoras y emprendedoras, un gran ejemplo de ello es doña Yolanda Martínez que a sus 77 años dirige su propio taller de reparación de bicicletas. Un verdadero ejemplo a seguir y un gran orgullo catracho.

Doña Yolanda de San Pedro Sula, comenzó a trabajar reparando bicicletas hace 22 años, luego del fallecimiento de su esposo. Él fue el que le enseñó y heredó este oficio que ha sido el sustento de esta hondureña ejemplar por todos estos años. Con la ayuda de sus nietos y demás ayudantes han logrado sacar el negocio adelante.

Lea: Katerine Valderramos, la primera hondureña en obtener una licencia infantil en San Francisco

reparación de bicicletas
Créditos: La Tribuna

“Con los problemas que se tiene, el trabajo le ayuda a uno bastante a olvidarse de todo. Trabajando uno se siente hasta saludable; no podemos dormirnos hay que echarle para adelante”, le comentó a un medio local. Ella demuestra este principio de trabajo duro todos los días.

También: Hondureño se destaca como vicepresidente de una constructora en Canadá 

Ejemplo de perseverancia

Las brechas de género y los prejuicios no la han detenido, al contrario ha demostrado que no existen trabajos que las mujeres no sean capaces de realizar, y en su taller de reparación de bicicletas se realizan trabajos de la mayor calidad.

Los clientes de la zona están más que satisfechos con ella y su labor. Doña Yolanda se destaca por ser una persona humilde, alegre, trabajadora y perseverante, y toda la comunidad visita su taller para reparar sus bicicletas, ya que aquí se realizan desde cambio de repuestos a reparación de rines, ella se encarga sin ningún problema.

Además: Sampredano cumple su sueño de tener su propio restaurante aún con pandemia 

Créditos: La Tribuna

Doña Yolanda Martínez es un orgullo nacional y un ejemplo a seguir para las personas de todas las edades. Su gran labor nos recuerda la importancia de cuidar, respetar y valorar a nuestros ciudadanos mayores porque son personas que le aportan a la sociedad hondureña.

Más: Mujer longeva que cuenta con la mayor colección de Coca-Cola en Honduras

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario