La cuajada, un verdadero deleite hondureño que fascina a cualquiera

Ahora también puede escuchar este artículo.
Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

La cuajada es uno de los lácteos preferidos de muchos hondureños; pues es perfecta para disfrutarla con una tortilla de maíz recién hecha. De igual forma algunos de los extranjeros que la han degustado, se enamoran al instante por su delicioso sabor y consistencia que es suave.

Le recomendamos: Esponjosas semitas hondureñas son un dulce manjar

La cuajada es la mejor compañía para unos frijolitos y tortillas recién hechas.

El acompañante perfecto para la comida

Viajar a Choluteca, Danlí o a Olancho y no comprar al menos una libra de cuajada en cualquiera de los establecimientos que están a orilla de la carretera que la venden, es casi un delito, porque es un manjar divino hondureño que conquista paladares. Este lácteo es ideal para acompañar un buen desayuno o cena, incluso hay quienes lo disfrutan durante el almuerzo.

Sin embargo, hay muchas personas que tienden a confundirla con otros lácteos por su consistencia y durabilidad; pero la cuajada es un queso menos firme que se recomienda no refrigerarse por más de dos días, para evitar que se seque.

Vea: Joven hondureña emprende con su negocio de postres y es toda una sensación

La cuajada es la favorita de los hondureños para acompañar los desayunos, almuerzos y cenas.

En este caso la chef Laura Morales nos enseña cuál es la preparación y el proceso que lleva la cuajada.

Ingredientes 

-1 galón de leche entera
-1/4 pastilla de cuajo
-c/n sal

Paso a paso 

  1. En un tazón grande colocar la leche, dejar reposar hasta que esté al tiempo.
  2. En una taza con un poco de leche deshacer la pastilla, debe quedar uniforme y sin grumos. Agregar a la leche y mezclar bien.
  3. Tapar con una manta y dejar reposar a temperatura ambiente hasta que la leche cuaje, aproximadamente 1 hora y 35 minutos.
  4. Quebrar la cuajada revolviendo con la mano para que suelte su suero, dejar reposar durante 30 minutos más.
  5. Sacar la cuajada exprimiendo todo el suero, colocar en un tazón y salar al gusto. Formar bolitas y servir.

Tip: la cuajada se puede saborizar agregando chile, cominos, pimienta o líricos al momento de amasar.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario