Maestra hondureña viaja a diario en canoa para dar clases a una comunidad pech

Ahora también puede escuchar este artículo.

La educación cambia vida y moldea el futuro. Esto es algo que tiene claro la maestra hondureña María Lourdes Hernández. La pandemia por la Covid-19 no ha detenido a esta profesora de San Juan Esteban, Olancho que hace muchos esfuerzos y sacrificios para llevar el pan del saber a los niños Pech a quienes enseña.

maestra
Un ejemplo de voluntad y esfuerzo.

Lea esta nota: Conozca la belleza natural de Patuca, Olancho

Dos veces a la semana, la maestra María Hernández, hace un trayecto de dos horas en motocicleta y en canoa para llegar al caserío La Bolsa, cruzando el Río Grande. Una comunidad Pech de apenas 30 viviendas.

Todo esto lo hace tomando las medidas de bioseguridad necesaria para proteger la salud de su familia, sus alumnos y la de ella misma, pues tiene seis meses de embarazo.

Un ejemplo de voluntad y dedicación

En marzo, debido a la pandemia, las clases fueron canceladas a nivel nacional y se adoptó la modalidad virtual. Sin embargo, muchos niños de diferentes comunidades del país no tienen acceso a los servicios de internet. Por esta razón, continuar con su año escolar sería imposible si no fuera por la voluntad y esfuerzo de maestras que consideren de vital importancia llevar la enseñanza a sus alumnos.

Lea: Maestro de La Paz usa su día de circular para dar clases

Olancho.

Ya desde antes de la pandemia, María Hernández, era una maestra ejemplar por su esfuerzo y dedicación. La Escuela Rubén Darío, donde imparte sus clases, tiene una matrícula de 20 alumnos y solo cuenta con ella para impartir todos los grados, de primero a sexto.

Le podría interesar: Vallecito, una bella comunidad Pech en Olancho

Debido a su embarazo no puede visitar personalmente a cada niño en su hogar. Por ello, es más práctico que todos se reúnan en la escuela, donde los niños practican la distanciación social, llevan sus máscaras y usan gel desinfectante. Los padres se encuentran muy felices con la labor y la dedicación de la maestra que hace tantos esfuerzos por darle una educación apropiada a los pequeños.

Olancho es el hogar de diferentes comunidades Pech

Según el Ministerio de Educación, son más de cinco mil educadores en todo el país que, al igual que María Hernández, hacen un gran esfuerzo extra para poder llevar el pan del saber a sus alumnos. Son estos profesores y profesoras ejemplares quienes logran poner en alto el nombre de Honduras creando una sociedad con la educación como pilar del desarrollo y la prosperidad.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario