Laguna de Chiligatoro: una aldea lenca de leyendas y misticismo

Ahora también puede escuchar este artículo.
Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Rumbo a la montaña de Intibucá, a más de 1,850 metros de altura sobre el nivel del mar, se encuentra este remanso de paz y tranquilidad. En la Laguna de Chiligatoro, el viajero puede comer, remar, pescar con anzuelo y comprar rosas o claveles en los viveros adyacentes.

Lea esta nota: Laguna Madre Vieja, joya natural de Intibucá 

Es manejada por el patronato de la aldea lenca del mismo nombre y fue desarrollada como un paseo turístico para producir alternativas de ingresos para los indígenas. Chiligatoro es un verdadero oasis, y se encuentra a 30 minutos de La Esperanza, y está ubicada en la aldea que lleva su mismo nombre.

Laguna de Chiligatoro, Intibucá.

También:  Inicia la temporada del choro, el hongo famoso de Intibucá

La leyenda del toro negro

Los pobladores de Chiligatoro cuentan que esta laguna de Intibucá salía un toro de color negro y enorme, que salía para asustar a las personas. Sin embargo, las personas llamaron un chaman para que le hiciera una cura, ya que en ocasiones este animal era de color dorado. Para la cura del toro utilizaron un cacho de toro, tres pelos de gato negro y chile, al parecer con este remedio lograron espantar al toro. Y de esta manera le dieron ese nombre de: Chile-gato-toro

Es importante destacar que esta laguna fue construida en 1962 por pobladores de la aldea lenca, ya que su propósito principal era utilizar esta fuente como almacenamiento de agua para sus cultivos.

Además: Descubra los encanto de La Esperanza, Intibucá

Fotos por: Santiago Alejandro Reyes

¡También le podría interesar!

Deja un comentario