Hondureña con su tráiler ayudó abastecer a diferentes supermercados de EUA por la pandemia

Ahora también puede escuchar este artículo.

La inmigrante hondureña Andrea Ochoa se destacó en los Estados Unidos como una de las mujeres que enfrenta la pandemia de Coronavirus en la primera fila. La joven conduce un enorme tráiler para proporcionar alimentos necesarios para los supermercados del país.

Ochoa emigró a Estados Unidos en 2014 cuando solo tenía 17 años. A pesar de su corta edad, se comprometió a trabajar para lograr sus objetivos, y finalmente obtuvo un permiso de transporte pesado en los Estados Unidos.

 Lea: Hondureño se gradúa en EEUU y dedica su triunfo a su mamá y Honduras

La hondureña, quien era conductora de un programa juvenil en Honduras, ha convertido su trabajo en su nuevo estudio y desde allí se conecta con sus seguidores en las redes sociales para compartir sus vivencias en su larga jornada.

Andre Ochoa en Honduras fue presentadora de TV ahora en EUA es una emprendedora.

Inmigrante Hondureña es un gran ejemplo

En una entrevista con la cadena hispana Univisión, la hondureña de 23 años contó su experiencia trabajando en primera línea durante la pandemia suministrando a las grandes cadenas de supermercados en 46 estados.

“Me siento bien porque ayude a que las personas tuvieran lo que necesitan. Cuando llegaba a las tiendas estaban vacías. No había huevos, leches… Trabajé hasta 16 horas diarias entregando productos a las tiendas Walmart”, expresó Andrea Ochoa a Univisión.

También: José Zúñiga: el hondureño que brilla en Hollywood

Ochoa, trabaja en la carretera durante tres semanas consecutivas, con solo tres días de descanso. Su aventura comenzó en 2014, cuando cruzó ilegalmente la frontera con Estados Unidos y se entregó a las autoridades junto a su tía pero como aún era menor de edad fue separada de ella y enviada a un sitio de acogida en Texas.

Le puede interesar: Hondureño que deleita con su comida a las estrellas de Hollywood

La hondureña trabajó en la primera línea en EUA.

Posteriormente, la joven fue colocada en un hogar de acogida por las autoridades estadounidenses y tuvo la oportunidad de estudiar, lo que le permitió obtener su residencia permanente formalizando así su estatus migratorio.

La hondureña ha aprovechado cada oportunidad para superarse y lograr sus objetivos en Estados Unidos, convirtiéndose así en una fuente de inspiración para los inmigrantes.

Además: Catrachos que brillan en la televisión extranjera

La hondureña es un gran ejemplo.
1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario