47 años del libro Nacho, una joya valiosa para la lectura y escritura

Ahora también puede escuchar este artículo.

El libro Nacho es una obra literaria de mucha importancia a nivel nacional e internacional, ya que por décadas fue utilizado por muchas personas con la maravillosa labor de enseñar, más que todo a los niños en el increíble camino de la lectura y escritura. Lo mejor de todo es que se encuentra en diferentes presentaciones, desde primero grado hasta sexto.

También: Recordemos las perras de Teofilito

El autor Melanio Hernández de nacionalidad dominicana y actualmente profesor retirado. Fue el creador de este admirable libro con el que miles de adulto y niños aprendieron a leer. Ha mencionado en varios medios internacionales que la idea del libro Nacho fue para que las personas le enseñaran a sus hijos o familia el hábito de la lectura.

Lea: Honduras es la inspiración para las obras de arte del hondureño David Sierra

El libro Nacho, un clásico de la lectura..

En 1973 en República Dominicana, Hernández, convirtió su experiencia de docente en el libro Nacho. A partir de entonces se fue volviendo un clásico de lectura inicial en distintos países de América Latina.

El autor, Melanio, escribió diversas oraciones para que pudieran ser recordadas y comprendidas por los maestros y estudiantes en la década de los 70. Así mismo, hoy en día este libro sigue siendo de mucha utilidad para enseñar y aprender.

Lea esta nota: Hondureño crea app del libro Nacho 

Libro Nacho

En su mente, al decir libro Nacho, surge el color de la portada, el niño del sombrero de paja y los zapatos azules junto al perro, repasando, seguramente, las páginas del mismo libro.

En las páginas iniciales, los niños trazaban las líneas fundamentales que emplearían en la escritura, desarrollando así su sicomotricidad. Las vocales se visualizaban para que el alumno asociara el objeto conocido con la forma de la vocal. Se destacaban colores vivos que centraban la atención y lograban una mejor visualización. Este libro le ayudó a los niños a leer y escribir al mismo tiempo.

La lección más recordada por los alumnos y maestros.

Cómo en cada inicio del ciclo escolar, vuelve el olor a cuadernos, lápices, borradores y crayones. Pero, por encima de estos materiales necesarios para adentrarse al mundo de la palabra escrita, el libro constituye uno de los pocos tesoros que pasado el tiempo agradecemos. Gracias a ellos podemos hacer muchas cosas de suma importancia en la vida cotidiana como lo es la lectura.

Además: José Ayala, pintor hondureño que nos invita a enamorarnos del arte

El maestro incluía determinado libro en la lista de útiles escolares. Para que los alumnos pudieran aprender vocales, silabas, palabras y oraciones que en este libro se encontraban.

Las 96 páginas eran coloridas, llenas de actividades, trabalenguas y cortas historias que con seguridad han cautivado la atención de todos los niños de diferentes países.

También: Datos importantes que debemos saber de Honduras

Melanio Hernández autor del libro Nacho

Hernández, quien fue profesor desde los años 60, actualmente profesor retirado y actor del libro Nacho, ahora se dedica a atender una pequeña librería de su propiedad en el centro de Villa Altagracia de República Dominicana.

Gracias al libro Nacho la lectura se ha hecho más fácil para los adultos y niños. La lectura es un proceso básico e imprescindible en la formación académica de cualquier ciudadano. Tanto la escuela pública o privada desde un principio siempre ha estado orientada para el desarrollo de la enseñanza de “contar, leer y escribir”.

Actualmente este libro se utiliza en varios lugares del mundo para la enseñanza de los maestros hacia los alumnos.

 “La lectura no da al hombre sabiduría; le da conocimiento”.

 

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario