Hondureña migró a España: pasó de limpiar pisos a ser azafata en vuelos

Ahora también puede escuchar este artículo.

Valerie Delgadillo emprendió su sueño hacia el continente europeo hace siete años en 2013, con el objetivo de mejorar su situación económica. La hondureña llegó de forma ilegal a España, al igual que muchos compatriotas que desean superarse.

Le recomendamos: Emprendedora familia hondureña crea muñecas africanas con papel periodico

Valerie Delgadillo, nos muestra que los sueños sí se cumplen.

Los sueños sí se cumplen

Para los sueños no hay límites si las ganas son más fuertes, lo cual queda demostrado en cada paso que damos para lograr nuestros anhelos, tal como lo hizo la hondureña Valerie, al trabajar incansablemente hasta lograr convertirse en azafata en España.

Sus primeros trabajos fueron cuidar de niños, adultos mayores, como personal de limpieza y como camarera en un hotel. Durante unos años realizó este tipo de labores hasta poder estabilizarse en el país.

Posteriormente se comenzó a interesar en ser una azafata, buscó información sobre algún centro donde estudiar para ser auxiliar de vuelo o azafata. Se dio cuenta que los precios de estos centros eran bastante elevados.

“Empecé a informarme sobre cómo estudiar para azafata pues los costos en cuanto al estudio eran elevados, ya que todo lo relacionado con aviación conlleva mucha inversión, que no estaban a mi alcance”, comentó Valerie Delgadillo.

Lea: 5 razones para apoyar el turismo hondureño

Valerie cumplió su sueño de ser azafata en España.

Un ejemplo de constancia

La hondureña decidió esperar un par de años para poder ahorrar el dinero necesario para ingresar a la escuela de azafatas. En su primer intento se llevó una mala experiencia, ya que invirtió su dinero y no obtuvo la enseñanza que esperaba.

“Invertí mucho dinero y salí perdiendo, pero mi sueño no decayó, me di una segunda oportunidad para luchar por ello y dije: estudiare en la mejor escuela de Catalunya, España”, dijo la hondureña.

Sus sueños no se quedaron en el suelo por esa mala experiencia, siguió delante para poder cumplir su gran sueño. No le importó el costo de la escuela, pues ella solo quería estar en la mejor escuela y poder aprender.

Finalmente, pudo obtener su licencia como azafata e inició a volar. Actualmente continúa sus estudios para poder hablar inglés. Sin embargo, debido a la pandemia sus estudios se han retrasado, pero espera poder retomarlos nuevamente cuando todo termine.

Vea: Un recorrido por los manglares de Honduras; bosques que rebosan de vida

Actualmente Valerie Delgadillo esta es tudiando inglés para superarse.

Valerie Delgadillo expresó, “Quiero convertirme en un orgullo catracho poniendo en alto mi país en Europa. Ahora, doy mantenimiento de limpieza en el nuevo Primark de Plaza Cataluña trabajando duro para seguir pagando mis estudios honrando a Dios, mis padres y mi país Honduras”.

Además: Cascada Río Grande: una maravilla por conocer en Intibucá.

La hondureña ha decidido seguirse esforzando y no abandonar sus sueños, sin importar los obstáculos que se le presenten. Valerie Delgadillo decidió dejar un pequeño mensaje a los hondureños, “Por mucho que cueste un sueño imposible no lo es todo empieza en uno mismo y en la voluntad de Dios”.

 

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario