La lluvia es sinónimo de vida y alegría en Honduras

Ahora también puede escuchar este artículo.

La lluvia tanto en Honduras como en el mundo, tiene un papel fundamental para la conservación de la vida humana, animal y vegetal. Cuando hablamos de la importancia de la lluvia debemos señalar que la misma es un mineral vital para muchos sectores hondureños.

Entre ellos se encuentra la actividad económica. Debido al gran consumo humano de este líquido, Honduras se ha visto en varias escaseces de agua en la ciudad capital y demás ciudades. Así que, este fenómeno natural se vuelve un elemento significativo y vital, haciendo que este mineral incoloro llegue a todas partes, hasta las zonas más vulnerables.

La actividad de campo también necesita del agua, ella se necesita para el mantenimiento de los cultivos y es  por eso que los campesinos establecen sus actividades agrícolas en torno a la disponibilidad de lluvia. Esto quiere decir que en aquellos lugares donde las precipitaciones son menores, los cultivos tenderán a ser más escasos.

Lea también: En los últimos días de abril se espera una refrescante lluvia

Sin lluvia no hay cosecha en Honduras

La lluvia es necesaria para combatir incendios

Hace varios años atrás, y hasta la actualidad, Honduras ha sido víctima de fatales incendios, ya sean intencionales o accidentales. La lluvia también es un enorme analgésico para estos accidentes forestales. En los cuales, la presencia y el accionar humano es muy limitado.

En muchas ocasiones, no cabe esperar otra solución que no sea la lluvia, para poder controlar y que los incendios no se propaguen mucho más. Los incendios, además de dañar inmensas extensiones naturales, también pueden volverse peligrosos hacia poblaciones y asentamientos cercanos.

Le sugerimos: Hondureño descubre al búho dorado en Celaque

La lluvia es quien le da vida a los bosques de Honduras

La lluvia es sinónimo de vida

Es importante tener en cuenta que la caída del agua es un fenómeno natural, que sin ella el ciclo del agua se interrumpiría y la existencia no sería la misma, ya que los suelos no serían regados, no crecería la vegetación, por lo tanto no tendríamos que comer. Esta precipitación es tan importante para usted, como para toda la naturaleza, porque sin ella no existiríamos nunca más.

Siga leyendo: El ave Quetzal se refugia en La Tigra

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario