23 de abril Día del Libro, una celebración para fomentar la lectura

Ahora también puede escuchar este artículo.

El 23 de abril es Día del Libro, fecha importante para la literatura hondureña, porque nos recuerda que en Honduras contamos con grandes escritores, que a través de sus libros podemos navegar entre historias, que algunas son reales y otras imaginarias.

Le puede interesar: 10 libros importantes de Honduras

Esta celebración tiene como objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual, el mundo celebra el Día Internacional del Libro, en conmemoración de la muerte de Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega.

A partir de 1998, después de que la Conferencia General de la Unesco, celebrada en París en 1995, promoviera la creación de una fecha para conmemorar a las grandes obras de la Literatura Universal y alentar la lectura, y fue así como se proclamó oficialmente esta fecha.

También: Estos son los libros más emblemáticos de Honduras 

Leer es trasladarnos a otro mundo.

La literatura hondureña

La historia apunta al siglo XX, cuando muchos escritores hondureños hicieron justicia al buen uso de nuestro idioma natal. Su impacto fue tan grande que sus escritos conquistaron el corazón de millones de personas en toda Latinoamérica.

Además: La importancia de la Biblioteca Nacional de Honduras 

Muchos de los escritores hondureños son recordados por sus grades aportes a la literatura y empoderamiento en la crítica social. Por otro lado, hay escritores que aún viven y están vigente en pensamiento de la sociedad hondureña y que pueden festejar el Día del Libro.

Ramón Amaya Amador, Clementina Suarez y Roberto Sosa

Entre lo más estacados esta la única e incomparable Clementina Suarez, quien rompió los estereotipos de que sólo los hombres podían escribir. Suarez es de reconocimiento internacional y también uno de los nombres fundamentales de la poesía hondureña. Ella se lanzó al mundo de la escritura con su libro “Corazón Sangrante” en el año de 1930.

No obstante: Recordemos las perras de Teófilo Trejo

Otro escritor que amamos y nos encantó con su libro cipotes es Ramón Amaya Amador. No hay hondureño que no haya leído este ejemplar maravilloso, donde relata la ardua vida que afrontó Folofo, un niño hondureño de escasos recursos.  Esta historia nos sacó lágrimas y sonrisas en muchas ocasiones. También es el autor de otros libros como “Prisión Verde” y “Los Brujos de Illamatepeque”.

Otro autor de excelentes libros que no puede faltar es Roberto Sosa. En 1968 recibió el Premio Adonáis de Poesía en España por su libro “Los pobres”. Este reconocimiento lo convirtió en el primer latinoamericano en obtener ese galardón. También se le otorgó el  “Premio Casa de las Américas” con su escrito “Un mundo para todos dividido”.

Lea: La Hemeroteca de Tegucigalpa una joya antigua 

Desde muchos años atrás, Honduras ha mostrado que tiene mucho talento. Así que si usted aún no ha leído alguno de estos libros, le invitamos a que lo haga. Fomente el hábito de la lectura, una de las mejores maneras de disfrutar el tiempo. Si no puede adquirir los libros en físico, recuerde que los puede encontrar en formato PDF en internet, de manera gratuita.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario