Barcos naufragados: las joyas antiguas que habitan en la profundidad de Roatán

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Roatán es una isla que refugia entre sus aguas claras barcos naufragados, que muchos afirman que fueron propiedades de piratas.

Sabemos que en todo el mundo existen diferentes barcos hundidos en el mar, por ejemplo ”El Titanic”. Pero en el pequeño edén marino de Roatán se encuentra al menos cuatros construcciones humanas que habitan en las profundas aguas de esta isla de Honduras. Esta noticia ha transcendido hasta a National Geographic.

El Prince Albert se encuentra en fantasy island Honduras.

Una maravilla acuática  

Roatán fue una isla que atrajo a miles de piratas, que segúnlos  pobladores afirman que sus tesoros están escondidos en los manglares que posee este territorio. Sin embargo, solo se han encontrado embarcaciones, que no todos pertenicieron a piratas. Quienes practican buceo podrán apreciar estos barcos hundidos.

Entre las embarcaciones que han encontrado en Roatán están: Prince Albert, Odyssey Wreck y Sr. Bad.

Iniciemos hablando de Prince Albert. Este fue un barco carguero que se hundió cerca de Roatán en 1987. Está situado a una profundidad de 40 a 70 pies. El naufragio se encuentra cubierto con corales y es el hogar de diferentes especies marinas.

El nombre de esta embarcación es en honor a Albert, esposo y consorte de la reina Victoria del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda.

Lea esta nota: Aerolínea canadiense tendrá un vuelo directo de Toronto a Roatán

Este buque de carga fue hundido intencionalmente en noviembre en 2002.

Después tenemos Odyssey Wreck, conocido como uno de los barcos naufragados más grande del Caribe. La historia de este barco es más actual, ya que este buque de carga fue hundido intencionalmente en noviembre en 2002.

Odyssey Wreck fue donado por Hydes of Hybur Limited después de que un incendio devastador dañara al carguero durante una reconstrucción. La embarcación fue reparada y finalmente se hundió después de la aprobación del gobierno y con la ayuda de varios operadores de buceo y voluntarios de la isla.

También: Roatán el destino predilecto para los cruceros del mundo 

Este naufragio es 300 pies de largo y 50 pies de ancho. La superestructura de la popa está sentada en un ángulo de 30 grados, lo que hace que la natación sea bastante interesante.

Otra de los barco que se ha logrado identificar pero no cuenta suficiente historia es El Sr. Bud, un antiguo barco camaronero hundido frente a la isla de Roatán. También en los manglares de José Santos Guardiola se encuentra otra nave, que solo se puede apreciar si practica snorkeling o buceo.

¡También le podría interesar!

Deja un comentario