Buenas noticias: reprograman el XIV Festival del Choro y el Vino para finales de julio

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Honduras recibió una agradable noticia, y es que anunciaron que el XIV Festival del Choro y el Vino se reprogramo para este mes de julio, ya que es un evento que reúne gastronomía, cultura y arte en las ciudades gemelas de La Esperanza, Intibucá.

Esta actividad estaba programada para junio, sin embargo, por temas mayores del país se tuvo que cancelar. Pero en la página oficial del festival anunciaron que la catorceava edición se iba a realizar para las próximas fechas 25 y 28 de julio, porque es un evento que promueve orgullo y ganancias económicas para este destino turístico.

Continúa la programación

Al parecer la agenda de actividades que estaban para el mes de junio continuarán para esta nueva reprogramación y una de las más esperadas es la inauguración del monumento al choro (alimento propio de los lencas). Esta es la primera vez que se elabora un mosaico escultórico en la ciudad de La Esperanza, la estructura fue construida por las talentosas manos del equipo de diseño Arte Mosaico Trencadis.

Danza folclorica, traje tipico

Le puede interesar: Monumeto al choro, una nueva atracción en La Esperanza Intibucá

Delicioso vino

Un toque especial del festival es su tradicional vino, que es elaborado a base de papa, fresas, duraznos y arrayán. Esta bebida será el mejor acompañante de los exquisitos platillos que podrá degustar en las ciudades gemelas.

Intibuca

También lea: Una mágica visita por La Esperanza e Intibucá

Historia del hongo

En sus inicios fue un alimento que solamente lo consumían los indígenas que habitaban en tres municipios de La Esperanza, Intibucá y Yamaranguila, pero el alimento lenca se fue popularizando y ahora el choro se prepara en diversos platillos de esa región.

Las comidas tradicionales que se pueden preparar con el choro son la sopa de gallina india, pupusas, tacos con carne, entre otros. Cabe mencionar que el nombre choro viene de una seta (hongo) cuyo nombre científico es Amanita Caesarea.

Los pobladores indígenas al pasar de los años notaron que con las primeras lluvias de mayo y junio los choros comenzaban a nacer naturalmente y de este modo ya es un hongo que se encuentra fácilmente.

Además: Laguna Madre Vieja: un rinconcito fascinante de La Esperanza, Intibucá

Choro, Intibuca, La Esperanza

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario