Inicia la limpieza del aeropuerto de San Pedro Sula tras inundación por Eta e Iota

Ahora también puede escuchar este artículo.

Inicia la limpieza del aeropuerto sampedrano Ramón Villeda Morales que resultó afectado por las fuertes tormentas tropicales Eta e Iota. Debido a que el agua volvió a su caudal, ha permitido comenzar a revisar cuales fueron los daños ocasionados, para posterior comenzar el aseo.

El agua sucia ha generado lodillo por todos lados, desprendiendo malos olores intensos que pueden afectar la salud. Además, provocando contaminación ambiental, por esta razón el trabajo por realizar es arduo.

Las autoridades preparan la limpieza de 1,500 metros de la pista del aeropuerto, para recibir vuelos que lleguen con ayuda humanitaria. A medida que se elimina la gruesa capa de lodo de la pista y en todas las instalaciones. Las autoridades continúan despejando las áreas de acceso.

Le puede interesar: el aeropuerto Golosón recibe temporalmente los vuelos del aeropuerto de SPS

Las aguas han bajado pero hay mucho lodillo

Limpieza del aeropuerto

Leo Castellón superintendente de la Alianza Público Privada (SAAP), informó a Diario La Prensa que comenzaran con el aseo. De modo que se necesitan retirar muebles y equipo, porque la empresa que se encargará de la limpieza, entrará con máquinas de lavado a presión para retirar el lodo y los escombros.

También, enfatizó que la limpieza comenzó por la pista, calles de rodajes y plataforma. Asimismo, se trabaja en la parte eléctrica y electromecánica de datos de la terminal.

Lo más urgente en este momento es limpiar y poder energizar la terminal, ya después se revisarán todos los aparatos electromecánicos para saber que se perdió y qué se puede recuperar”, explicó Castellón a Diario La Prensa.

Además: ubicación de aeropuerto Ramón Villeda Morales

Su apertura

Es importante mencionar que el reto para las autoridades es habilitar el aeropuerto a finales de este año. No obstante, en todo el proceso se desconocen de muchas cosas que posiblemente pueden ir surgiendo en el transcurso. Por ende, puede aparecer algún retraso en la intensa labor.

Las aguas han bajado, y las autoridades correspondientes, están evaluando las instalaciones respectivas y verificando, si el aeropuerto se encuentra en óptimas condiciones para operar con vuelos nacionales e internacionales finalizando el mes de diciembre del presente año.

Las diferentes aerolíneas se trasladaron temporalmente, para el aeropuerto Golosón de La Ceiba. Trabajando solamente con vuelos nacionales, mientras se habilita la pista de San Pedro Sula.

Garantía de seguridad

Los bordos en el Valle de Sula son una prioridad por reparar, que debido a las fuertes tormentas se destruyeron. De modo que, el aeropuerto está protegido por los bordos de Chotepe y La Mesa, se encontraron ocho desperfectos que afectaron gravemente.

La superintendencia de Alianzas Público- Privado, tendrá a cargo la responsabilidad de buscar empresas confiables. Para que trabajen en la protección de esta obra y dar solución al aeropuerto más importante del país.

El director de la Comisión para el Control de las Inundaciones del Valle de Sula, Sergio Villatoro, dijo a Diario la Prensa, que el aeropuerto, está protegido por dos circuitos de bordos. El primer circuito interno está a cargo de la Empresa Hondureña de Infraestructura y Servicio Aeroportuarios.

El segundo circuito de bordo estará a cargo por la comisión del Río Chamelecón al puente La Ica. Donde hasta el momento, se han encontrado siete fallas. En este sentido, se estará reparando provisionalmente.

Aquí puede ver la ayuda humanitaria que llego al aeropuerto de Honduras

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario