Fallece el pianista hondureño José Velásquez y los artistas recuerdan su legado

Ahora también puede escuchar este artículo.

Ante la triste noticia del fallecimiento del pianista hondureño José Antonio Velásquez, los músicos y artistas de Honduras que le conocieron se unen para honrar su memoria. Uno de los pianistas más talentosos de la historia del país deja buenos recuerdos y mucha música para ser recordado.  

Lea esta nota: Música y arte hondureño crean nuevos espacios

 

José Antonio Velásquez inició su carrera musical estudiando en la Escuela Nacional de Música. Ahí dónde conocería a muchos de los amigos y colegas con quienes trabajaría durante muchos años más. Todos ellos lo recuerdan con cariño, como el niño tímido y talentoso que brillaba cuando interpretaba sus instrumentos favoritos.

El músico Luis Bustillo relató a Honduras Tips que él era introvertido pero muy popular y talentoso. “Cuando él tocaba el piano se convertía, su esencia era tímida pero cuando tocaba era más expresivo”.

No sólo destacaba por ser un prodigio musical, que a la corta edad de 13 años ejecutaba la guitarra, el piano y múltiples instrumentos de percusión, también tenía un alma noble y desinteresada.

El pianista hondureño José Velásquez será recordado por siempre.

Estábamos en el colegio y había un viaje a Copán. José Antonio no tenía la capacidad de sufragarse ese viaje; así que entre todos hicimos una coperacha porque queríamos que él fuera. Todos colaboramos para que el pudiera ir. Estando allá en Copán en la noche escuchamos al fondo, en un hotel, una marimba. Resulta que les hacía falta el requintista de la marimba. José Antonio, tomó las baquetas y se puso a tocar sin permiso de ellos y no lo dejaron hasta que escucharon que él se sabía todas las canciones del grupo ¡Un niño de 13 años! Tocó unas tres horas y al final le pagaron 700 lempiras, con eso nos invitó a comer a todos” relata Luis, entre risas al recordar a su amigo.

El mejor de todos

La violoncellista y cantante Shirley Paz lo define como una de las mejores personas que ha conocido en su vida. “Lo adopté como mi hermano menor” dice.

Ella lo conoció en sus años formativos en la Escuela Nacional de Música, coincide en que era una persona cálida, feliz, humilde y divertida.

“Era un genio, muchas veces incomprendido. Podía hablar más a través de la música que con sus palabras”. Destaca su forma de ver la vida a través de la música, que es simplemente maravillosa. Siempre recordará las  anécdotas que vivieron en sus viajes juntos.

José Velásquez ha sido una persona que impacta a todos a su al rededor y ella lo recordará siempre como un talento nato, “Es el mejor de todos. Tanto como amigo como músico”, declaró la artista.

Le podría interesar: Cinco canciones hondureñas meramente catrachas

José Velásquez llevó la música hondureña a todo el mundo.

Una vida llena de éxitos 

Junto a los músicos Óscar Rosignoli, Brian Pagoaga, Yunior y Esaú Velasquez, Jonathan Alarcón e Isaac Bustillo fue cofundador de la reconocida banda Hibriduz Jazz. Fue un pilar también para Jazz Trío y Tegus Jazz Project. Parte de la Orquesta Sinfónica y la Banda Sinfónica Juvenil de la Escuela Nacional de Música.

Miembro de la Orquesta Filarmónica de Honduras, Banda de los Supremos Poderes, de la Orquesta Sinfónica Centro América Norte en Guatemala y viajó por el mundo llevando la música hondureña que tanto amó con él. Vivió su pasión cada día.

Uno de los momentos más importantes de su carrera fue representar Honduras en el Premio Nobel de la Paz en 2017 junto al Proyecto Cien Años.

Lea: Los 8 representantes de jazz más influyentes del país

Era un músico de gran versatilidad. Amaba la música clásica pero también la música popular, de la música cubana. Tocaba cualquier género. Pasaba de un merengue a una salsa a un latin jazz al chachachá, era una persona súper versátil” cuenta el artista Luis Bustillo a Honduras Tips.

El pianista hondureño deja al público que tanto lo amaron más de cien composiciones originales. 

Este año publicó su disco de jazz “Tiempos” con seis sencillos en los que logra plasmar su virtuosismo y su pasión en el piano. A sus amigos les deja el recuerdo de una persona cálida, empática, que no se detenía ante las adversidades.

A los jóvenes músicos que buscan inspiración en él deja la certeza que con talento y dedicación pueden poner el nombre de Honduras en alto.


1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario