El nombre “La Perla del Ulúa”, como se conoce a El Progreso, viene quizá de un periódico del siglo pasado.
VOLVER A LISTA DE DESTINOS
El Progreso

El Progreso es una pujante ciudad ubicada en las riveras del caudaloso Río Ulúa. Es la cuarta ciudad en importancia del país, precedida por Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba. Cuenta con la imponente cordillera de Mico Quemado a sus espaldas y es la principal ciudad del departamento de Yoro, uno de los departamentos originales incluidos en la primera división política que hizo Honduras ya como República independiente.

 

El Progreso ha jugado un papel importante en el desarrollo del fértil Valle de Sula desde su fundación como ciudad el 10 de octubre de 1892. Al igual que la mayor parte de la costa norte de Honduras, esta ciudad se desarrolló como resultado de las concesiones que el gobierno central diera a las empresas bananeras norteamericanas a cambio de construir un ferrocarril que recorriera de costa a costa al país.

 

La United Fruit Company, dueña de la marca Chiquita Banana, fue la compañía que se asentó en esta zona y desarrolló importantes plantaciones bananeras. “La Compañía” construyó una red ferroviaria que conectaba a las ciudades de El Progreso, Potrerillos, La Lima y San Pedro Sula con los puertos de Tela y Puerto Cortés, generando una importantísima vía de comunicación que facilitó el rápido crecimiento de toda esta zona. Durante más de medio siglo, el único medio de comunicación efectivo entre San Pedro Sula y El Progreso era la vía de tren, ya que el puente La Democracia que ahora las une, atravesando el Río Ulúa, fue inaugurado hasta 1963.

 

En la actualidad, El Progreso es una ciudad moderna con una importante actividad comercial a nivel nacional. Una de las principales fuentes de empleo son las industrias maquiladoras; la mayoría de las cuales están ubicadas en ZIP El Porvenir. Gracias a ellas y a su comercio, El Progreso comienza a levantar una fuerte infraestructura turística.

¿Por qué ir?

El Progreso es una ciudad para redescubrir. Con precios más que accesibles en sus hoteles, restaurantes y galerías comerciales, la ciudad se ha tornado en un destino interesante para detenerse un par de días y explorarla. Una buena opción para pernoctar durante los viajes de negocio a San Pedro Sula o como una parada de descanso cuando se viaja de vacaciones a las playas de la costa norte.

El editor recomienda

Si desea consentirse como rey o reina, hospédese en la suite del Hotel Plaza Montecristo. Si va con la familia o de trabajo, el Hotel Casa Blanca es la mejor opción. Si ya va con la familia, le recomendamos visitar el campamento Las Américas o ir de compras al Mall Las Américas. Realmente les encantará a todos. Para comer bien, Applebee´s es una extraordinaria opción lo mismo que La Parrilla o Las Tejas si está en busca de buenos cortes de carne. Pero si ya está en la carretera rumbo a Tela, le recomendamos hacer una parada en Granja Dely o en Tío Dolmo. No se arrepentirá.

El espíritu de la ciudad

El Progreso es una ciudad que se comienza a redefinir; con el auge de las maquilas, la agroindustria y una exitosa mirada al futuro, la ciudad se ha convertido en la cuarta urbe más importante del país. Poco a poco, hoteles extraordinarios y con precios realmente accesibles abren sus puertas a los viajeros nacionales en ruta a las playas de la costa norte o a los que arriban a San Pedro Sula desde el exterior y desean pernoctar en las afueras de la Ciudad Industrial. El Progreso queda a 26 kilómetros de San Pedro Sula y en la mitad del recorrido está el aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales. Una ubicación muy conveniente. Por otro lado, la mayoría de los viajeros ha descubierto que los centros comerciales de El Progreso cuentan con los mismos artículos básicos o de lujo que se encuentran en las otras grandes ciudades, pero a precios mucho más accesibles.

Notas relacionadas

Comentarios