Harvard resalta la belleza del Parque Arqueológico de Copán Ruinas

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

El Parque Arqueológico Copán Ruinas a través de los años se mantiene como un recinto cultural histórico de los mayas en Honduras. Este es un espacio que guarda mucha historia, y se ve reflejada en todas las estelas mayas.

Adentrarse en este antiguo territorio es trasladarse a otra época y costumbres. Aunque el parque ha tenido diferentes cambios significativos debido al deterioro causado por la naturaleza, continúa destacándose en Honduras y el mundo.

Un ejemplo claro son las fotografías que publicó recientemente la Universidad de Harvard que fueron tomadas entre 1891-1900 por la expedición del Museo Peabody de Arqueología y Etnología de Estados Unidos. Cada imagen muestra la importancia que tiene el parque desde épocas muy antiguas.

La investigación que ellos realizaron en este sitio arqueológico fueron con sus mismos fondos, por ende, la forma de pago que tenía Honduras, era entregándoles diferentes piezas mayas, entre ellas, la estela del gobernante 18 conejo, el más importante de esta civilización maya.

Lea además: Los secretos del Parque Arqueológico Copán Ruinas

Investigaciones importantes en Copán Ruinas

El historiador hondureño, Nelson Carrasco, comentó a Honduras Tips que el Parque Arqueológico Copán Ruinas tuvo diferentes investigaciones por distintos científicos de todo el mundo, ya que ellos estaban interesados por conocer parte de la historia, costumbres y religiones de esta comunidad mesoamericana.

“En 1838 John Lloyd Stephens, un cronista norteamericano y Frederick Catherwood de nacionalidad inglesa, son los primeros en estudiar las inscripciones mayas, manifestaron en sus ensayos lo difícil que era hacerlo por falta de cooperación del gobierno en aquella época”, detalló Carrasco.

El gobierno de Honduras intervino hasta 1845 al aprobar una moción para la protección de los restos arqueológicos de la civilización maya mediante Acuerdo No. 4, siendo el promotor el señor Victoriano Castellanos Cortes. “Con el convenio de Honduras plasmado se genera más interés por parte de las universidades estadounidenses por investigar en Copán”, añadió el historiador.

Un equipo científico en 1885 llega al sitio arqueológico para datar fechas, su exploración dura alrededor de 15 años y algunas piezas fueron llevadas a un museo británico.

Se ejecutaron varios estudios nuevos, pero el más recordado fue el publicado por Harvard en 1891, donde mantuvo por más de un siglo las antiguas fotos preservadas en negativos de placa de vidrio.

Le recomendamos: NatGeo resalta belleza y misterio de Copán Ruinas

Formación del parque arqueológico

De 1911-1935 se desencadena una relevancia por el sitio arqueológico al publicarse una serie de libros, investigaciones, fotografías, entre otros, de esa forma se logra obtener apoyo internacional para la restauración del sitio como la Acrópolis, la Plaza Principal, la Escalinata de los Jeroglíficos, el Templo 11, el Templo 22 de Venus, Los Altares y las 23 estelas.

El 30 de abril de 1972 se abre el parque arqueológico Copán Ruinas al público local y extranjero, desde entonces es uno de los lugares más visitados.

En 1980 la Unesco declara este parque como Patrimonio de la Humanidad y reconoce la escalinata como uno de los valores universales excepcionales, ya que es una obra literaria.

Los estudios científicos en este parque todavía continúan, ya que hay piezas que no son fáciles de descifrar y existen otras que están ocultas en esta ciudad occidental de Honduras.

 

VER FOTOGALERíAs que tomó la Universidad de Harvard

¡También le podría interesar!

Deja un comentario