Trinidad, Santa Bárbara celebró la noche del arte y el fuego

Trinidad Santa Bárbara se llenó de fiesta, algarabía y mucha diversión el 14 de diciembre, desde la tarde se veía el vaivén de la gente en las principales calles del municipio, personas de diferentes ciudades del país y extranjeros se unían a la espera de la gran fiesta del fuego y el arte triniteco.

Después de dos días de exhibir a los gigantescos personajes mitológicos y de ser observados, los visitantes aprovecharon a tomarse infinidad de fotografías al pie de aquellas figuras que se llenaban de misterio y creatividad.

La noche fue mágica, el esplendor del fuego se hizo presente con la quema del Duende, El Cadejo, La Sucia, Juan Machete, El Dios del Sol, entre otros que fueron rodeados por jóvenes entusiastas, que desde la altura de sus zancos alzaban sus palos encendidos para decirles adiós a sus personajes y enfrentarlos como valientes guerreros.

“Ohhh me sale el diablo”, frase que hizo recordar a los presentes, a uno de los personajes más temidos en las historias populares de nuestros pueblos, mismo que fue rodeado y destruido por el fuego.

El Paseo Real de las Chimeneas Gigantes, culminó con la quema oficial de las 14 chimeneas  que una a una se iba ilustrando con una reseña de sus historias en los diferentes países y tradiciones como El Dios del Sol y su historia Maya, El Duende y sus cuentos de bosque , El Cipitillo personaje salvadoreño que fue castigado por el Dios Teotl, convirtiéndolo en un niño de diez años por siempre con los pies al revés.

De nuestra cultura no podía faltar la famosa Sucia o Siguanábana, misma que según las historias de nuestros ancestros se ha encargado de asustar a los hombres que transitan en los caminos más solitarios de nuestros pueblos.

Cada personaje es una leyenda, un mito , una creencia, pero lo verdaderamente impresionante de este evento es la unidad, valentía y atrevimiento artístico de los habitantes de Trinidad, que se convirtieron en los héroes de la noche deslumbrando a los espectadores que corrían y reían alrededor de las chimeneas mientras ardían por el feroz fuego.

 

Hecho por: Leonela Paz

Fotografías: Leonela Paz

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario