“Una canción lejana”, la nueva poesía del hondureño Samuel Trigueros

Ahora también puede escuchar este artículo.

El poeta hondureño Samuel Trigueros nos vuelve a deleitar con su nuevo libro llamado “Una canción lejana” publicado en España, país en donde se destaca como narrador, pintor y director de teatro. Su obra es lanzada a través del sello editorial español Imperium Ediciones.

Lea esta nota: Libros hondureños para leer durante la cuarentena

La obra literaria es el producto de una colaboración con Leonel Alvarado, también poeta hondureño quien residente en Nueva Zelanda. El libro contiene 36 poemas, los cuales da la sensación de ser desarrollados en diferentes tiempos, lo que lo hace totalmente excepcional.

Sin embargo, esos varios tiempos y los muchos lugares de este libro caben en uno solo, y es una colina, que funciona como un centro narrativo que se convierte en la “imagen-relato”.

Le sugerimos: Las perras de Don Teófilo, las más famosas de Honduras

Portada del libro “Una canción lejada” de Samuel Trigueros.

“Esta poesía arde entre dos universos: la vida y la muerte; no hay dualidad sino unidad porque ambos se reinventan. Es decir, los ecos de la voz poética bajo la tierra inventan un mundo lleno de luz sobre la hierba donde el jinete se cree amo del viento, la flor ilumina el instante que unos ojos ven y que dueños se creen de un instante y de la belleza que quizá es el gran simulacro de la caída o el señuelo de la esperanza”, Expresó el poeta Alvarado, colaborador del libro, a un medio de comunicación.

También: Los libros más emblemáticos de Honduras

samuel trigueros
Samuel Trigueros.

Otros de los libros de poemas que podemos disfrutar de Samuel Trigueros es “Exhumaciones”, “Antes de la explosión”, “Animal de ritos” y “Amoroso signo”, de igual modo la novela “Una despedida”, publicada en el año 2016. También es autor de obras como ensayos y narrativa. Le compartimos uno de sus 36 poemas:

Constatación de circunstancias

Lo que nos quiere acompañar
estuvo ahí desde el principio:
el término de la comedia,
la retenida piedad,
las joyas del orgullo,
el aprendido mérito de la saeta
lanzada con temor hacia el futuro.

La Gracia prevalece.
Vamos por ella, sin esfuerzo,
hasta el agotamiento de los huesos.

Toda pasión,
todo vano deseo,
todo afán sin consecuencia,
se disuelve en el paisaje.

Siga leyendo: Letras doradas en manos de poetisas hondureñas

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario