Morocelí, cuna del pozo que concede milagros por sus benditas aguas

El pocito de los milagros es uno de los grandes secretos encantadores y maravillosos que esconde el municipio de Morocelí, en el departamento de El Paraíso. Los habitantes testifican que este lugar sostiene aguas benditas que ha hecho milagros a cada uno de ellos.

Morocelí pocito milagroso
Sus aguas son completamente admirable.

Una vez que llega al pozo, bautizado por sus habitantes como “El pocito milagroso”, se aprecia la fe de la gente que pide sus milagros, bañándose en sus aguas o depositando este bendito líquido en pequeños botes para llevárselo a su casa.

Sugerimos: Cascada la fortuna, una belleza de El Paraíso 

Historia del Pocito Milagroso

Según la historia este pocito data de 1915, y apareció en este lugar un crucifijo con una imagen de Jesús clavado al madero. El cristo de color trigueño se encontró sobre una gran roca, desde entonces se dice que este lugar nunca ha tenido escasez del vital líquido, que se remansa en el pequeño pozo.

“Ha sido tan milagrosa, las personas que venían de visita y traían dolor de cabeza se ponían un paño en la frente y el dolor de cabeza desaparecía. Si habían otros males, usaban las aguas del pocito del señor de las aguas y también curaban sus males”, testificó Francisco Flores, habitante de Morocelí.

Morocelí Pocito milagroso
En la roca donde se encontró el crucifijo se construyó un pequeño altar en su nombre.

Lo más fascinante es que el agua brota de las rocas y lo hace sin cesar. Las autoridades de la alcaldía de Morocelí construyeron una pequeña cisterna para que el agua se almacene y esta no se desperdicie. De igual manera, las personas tienen más agua para aprovecharla en sus milagros o simplemente disfrutar de su frescura

Le puede interesar: Güinope un rincón lleno de magia natural

Iglesia El señor de las aguas en Morocelí

El pocito milagroso es tan venerado en Morocelí que se fundó su propia iglesia llamada “El señor de las aguas”. Ahí se encuentra el crucifijo que apareció en las rocas del pocito. Lo cuidan dentro de una vitrina disponible a la vista para todo aquel que quiera conocerlo.

Iglesia “El señor de las aguas”.

“Nos visitan muchas comunidades de esta zona, como también peregrinos que vienen de diferentes departamentos de Honduras, en ello también celebramos la eucaristía en honor a nuestro señor de las aguas”, contó Isaías Aguilar, misionero de la iglesia.

El hallazgo hizo que la imagen fuera presentada a los habitantes de ese tiempo. Ellos se movilizaron para que el señor de las aguas de Morocelí quedara constituido como el santo patrono del municipio. Construyeron la iglesia y ahora celebran la feria patronal en su honor que se lleva a cabo cada año del 10 al 20 de enero.

Lea también: 25 iglesias místicas de Honduras

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario