El alpinista hondureño Ronald Quintero conquista la cima del Monte Denali

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Son muchos los hondureños que viven en el extranjero y que representan orgullosamente a Honduras, y el alpinista Ronald Quintero es uno de ellos. Este catracho procedente de Camasca, Intibucá ha levantado con alegría la Bandera Nacional al lograr escalar hasta la cima del Monte Denali en el estado de Alaska.

Quintero emprendió esta emocionante aventura al Monte Denali el 14 de mayo cuya altura es de  6,190 metros. Esta elevación convierte a este lugar en el pico de montaña más alto de América del Norte, y el tercero más prominente y aislado de las siete cumbres del mundo. El joven alpinista le cuenta a Honduras Tips que de estas siete cumbres más altas del mundo, es la cuarta que él logra escalar hasta la cima.

Le puede interesar: Marcos Contreras, el hondureño que Harvard aceptó por su alto índice académico

El camino cuesta arriba es un reto muy grande que este deportista debía superar, pero Quintero le esperaba un desafío más grande en esa montaña. El alpinista cuenta que lo más difícil de vencer fue el clima. “¡Definitivamente el frío! Entre más elevación alcanzábamos, más bajas eran las temperaturas. Hubo días en los que estuvimos estancados en campamento dado al mal clima por tormentas de nieve y ráfagas de viento.” Pero todas esas dificultades fueron superadas gracias a los siete años de experiencia en alpinismo que tiene este exitoso catracho.

El 29 de mayo el hondureño anunció a través de sus redes sociales que logró escalar hasta la cima de esta imponente montaña. A la vez relata que esta ha sido la escalada más difícil que ha hecho hasta la fecha, y agradece a todos los usuarios que le han dado sus muestras de cariño y que se han preocupada por su salud. Quintero dedica su triunfo a los niños de Honduras, pues son parte de la motivación que lo ha llevado a estas alturas.

Además: Llegó el momento de reforestar Valle de Ángeles

Escalando por los niños de Intibucá

Llegar al punto más alto de América del Norte es un logro que adquiere un valor especial cuando se hace por una noble causa. Y eso fue lo que Ronald Quintero decidió, pues haber nacido y crecido en Camasca, Intibucá le ha permitido al deportista conocer cuáles son las necesidades que deben ser atendidas en su comunidad. Es por ello que decidió colabora activamente con la organización sin fines de lucro Shoulder To Shoulder (Hombro a Hombro).

Una de sus acciones fue dedicar su escalada a todos los niños de Honduras, especialmente a los pequeños que viven en Intibucá. Su intención es sembrar esperanza y orgullo de identidad, porque “ellos son la clave para el mejor futuro de Honduras”.

Quintero no solo dedicó su logro a los niños de Intibucá, sino que también estableció la campaña Escalando por los niños de Intibucá. Con ella hizo posible la recaudación de fondos para la ONG, la cual está llevando programas de educación y combatir la desnutrición de las áreas rurales de su natal Intibucá.

Entrenamiento

El haber escalado más de seis kilómetros con esas bajas temperaturas requiere de un riguroso entrenamiento físico y un perfecto estado de salud, porque además de enfrentarse a estos factores naturales, el alpinista tenía que arrastrar, en trineo todo su equipo y provisiones.

Es por ello que Quintero,mantiene una rutina diaria para mantener una buena condición física incluye la práctica de carreras de resistencia entre categorías de maratón a ultras. A esto se suma la práctica de CrossFit, que realiza a diario como coach y entrenador.

Pero la escalada a esta fría montaña requería un esfuerzo extra, por lo que Quintero decidió personalizar sus entrenamientos. Lo hizo incorporando rutinas con carga de larga duración, agregando un peso de 23 a 25 kilos en su mochila de expedición. Además ejecutaba flexiones y subía la cuerda, todo ello con su mochila en las espaldas.

Todo este entrenamiento es una prueba de que el deporte del alpinismo y el montañismo no son fáciles de realizar, ya que además de las condiciones físicas, se requiere fortaleza metal y gran motivación para lograr el objetivo. Y esto es lo que más invade el corazón de este hondureño, pues su sueño de escalar el Everest, y cada vez se acerca a la realidad.

¡Ronald Quintero una verdadera promesa catracha!

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario