Copán Ruinas, la postal de pintura de occidente

Honduras tiene hermosos pueblos que cuentan con calles empedradas, casas coloridas, exquisita gastronomía y gente cien por ciento amable. Un ejemplo claro es Copán Ruinas, la postal de pintura de occidente, un pequeño municipio que pertenece al departamento de Copán, los viajeros escogen este destino por todo el potencial turístico que ofrece.

Al escuchar Copán Ruinas lo primero que se nos viene a la mente es el famoso Parque Arqueológico de Copán, sin embargo, esto no es todo el encanto que guarda este pueblo hondureño, las personas que toman la decisión de adentrarse en este encantador lugar, descubrirán que es un espacio que tiene muchos lugares turísticos que valen la pena conocer.

Destino cautivador

El pueblo Copán Ruinas se encuentra en las inmediaciones de las ruinas Mayas, en el montañoso occidente de Honduras. Se localiza a 12 kilómetros de El Florido, punto fronterizo con Guatemala y queda a 405 kilómetros de la capital.

Las personas que visitan este pueblo caminarán por avenidas estrechas que son adornadas por calles empedradas, negocios y casas muy coloridas presentándose al turista como si fuera pintura. Este es un rinconcito pequeño pero cuenta con infinidades de hoteles, bares, restaurantes y tiendas de souvenirs, todos estos comercios se ubican alrededor del parque central, estrategia que hizo la municipalidad para que los turistas gocen totalmente del pintoresco pueblo.

El presidente de la Cámara de Turismo Carlos Handal comenta que Copán Ruinas es un pueblo que tiene tantos lugares atractivos que los turistas no les ajustaría un día para conocer todos esos puntos. “Aquí hay restaurantes que ofrecen excelente comida, hostales, bares, parques, balnearios, en pocas palabras reunimos todo para que el turista venga a conocer”, asegura Handal.

Pero para aquellos que desean un tour en tres ruedas no pueden dejar a un lado los tuk tuk o mejor conocidos como mototaxis. Este es un transporte ícono de Copán Ruinas. Los viajeros siempre anhelan darse una vuelta por el pueblo con las mototaxis, son la opción más económica y divertida para desplazarse a cualquier punto.

Las personas que manejan este transporte terrestre por lo general en el camino encantan a los viajeros con todo el tesoro que posee Copán Ruinas, iniciativa propia de ellos para que los nativos y extranjeros, se animen a conocer totalmente este rincón hondureño.

En cuanto a la gastronomía, sabemos que es en esta zona que sirven el famoso atol chuco que se acompaña con un elote cocido, un manjar que los copanecos disfrutan por la mañana. Para el resto del día, se puede degustar una chanchita horneada o un plato típico de carne asada.

Por otro lado, Copán Ruinas ofrece deliciosas bebidas derivadas del cacao o café. Son tantos comercios que están dispuestos a ofrecer una exquisita taza de café de altura o una chocolatada helada, ya que este pueblo se caracteriza por la alta producción del grano aromático y del cacao.

Y si estas no son razones suficientes para ir a visitar este tesoro de occidente, le comentamos que aquí les esperan una variedad de museos que revelan toda la historia de los 17 gobernantes mayas que habitaron en este territorio hondureño, además tienen ciertas piezas arqueológicas que fueron encontradas en las Ruinas Mayas de Copán. 

Son tantas las razones por las que usted debe permitirse conocer este pueblo que tiene un toque mágico, no solo por su historia maya sino por toda la belleza natural que impera alrededor del pueblo, que lo convierten en el escenario perfecto para los diferentes parques que se encuentra en esta ciudad histórica.

Ver fotogalería completa

¡También le podría interesar!

Deja un comentario