La moneda nacional de Honduras, una historia no contada

La necesidad de supervivencia ha hecho que el ser humano, desde tiempos antiguos, ingenie formas de intercambiar (esta práctica de la antigüedad es conocida como trueque) lo que poseen por lo que necesitan para sobrevivir, y es precisamente esa necesidad la que fue llevando a idear otras formas de pago y darle un valor cuantificado a las cosas, hasta llegar a lo que hoy todos conocemos y utilizamos, el dinero.

El sistema de intercambio ha evolucionado junto a la historia misma de Honduras,  es por eso que en el Museo Numismático del Banco Central de Honduras (BCH) se encuentra expuesta desde 1993 valiosas monedas y billetes que se utilizaron hace cientos de años y que son parte esencial de la cultura hondureña.

El historiador Nelson Carrasco resalta que este museo “da otra importancia al dinero, el valor histórico” puesto que “aporta a la cultura hondureña e incluso es importante en la educación, a las nuevas generaciones les llama la atención estos temas”

En la actualidad los hondureños utilizan diariamente los billetes con denominación de 1, 2, 5, 10, 20, 50, 100 y 500 lempiras, así como las monedas de 20 y 50 centavos de lempira, las monedas de 5 y 10 centavos han ido quedando en el olvido con el pasar del tiempo, a pesar de la disminución de su uso no dejan de formar parte esencial de la historia.

¡También le podría interesar!

Deja un comentario