Refugio de Vida Silvestre Cuero y Salado, un encanto natural de Honduras

El Refugio de Vida Silvestre Cuero y Salado le ofrece la maravillosa oportunidad de disfrutar la belleza escénica, recreación, esparcimiento, biodiversidad, sitios arqueológicos, formaciones geológicas y muchos otros atractivos.

La aventura inicia desde el momento en que se encuentra en un lugar llamado El Bambú, aquí contará con el servicio del motocarro, que es brindado por el Ferrocarril Nacional de Honduras. El primero sale a las 7:00AM y tarda aproximadamente 45 minutos en llegar al refugio, el último sale del refugio a las 3:30 PM.

Este transporte lo llevará a través de nueve kilómetros de sábanas costeras hasta la aldea de Salado, desembocadura del río del mismo nombre. Allí se encuentra un centro de visitantes donde deberá pagar por su entrada. En este mismo lugar puede rentar una lancha y contratar al guía para internarse en los canales.

Si llega temprano es casi seguro que encontrará cocodrilos y caimanes, monos cara blanca o monos aulladores, mapaches, osos hormigueros, iguanas y cientos de aves son personajes comunes en el entorno. Cuero y Salado es manejado por la Fundación de Cuero y Salado, FUCSA.

Cuero y Salado es un área protegida definida como Refugio de Vida Silvestre y limitada por los ríos Cuero y Salado. Es una zona destinada a preservar el hábitat de plantas y animales. El manatí es la especie símbolo del refugio y una de las razones citadas para la creación del mismo. En el neotrópico solo existe un género y dos especies de este animal y el manatí antillano es residente del refugio.

En Cuero y Salado usted podrá recrearse con los paseos en lancha y canoas hasta encontrarse con bosques que han sido poco intervenidos, y si luego del recorrido necesita comer algo pase por el comedor que esta localizado frente a la estación del motocarro, a la par del centro de visitantes. En Cuero y Salado se ofrece hospedaje y camping.

Fotogalería completa

¡También le podría interesar!

Deja un comentario