La NASA recluta a dos hondureñas para su Centro Espacial

Muchas personas de todo el mundo desean conseguir un trabajo en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio más conocida como NASA (por sus siglas en inglés), sin embargo, para ser parte de este organismo gubernamental estadounidense se requiere una serie de pruebas.

Algunas personas dirán que es una meta casi imposible, pero nosotros le comentamos que en la NASA hay dos hondureños que están laborando en el programa espacial civil, muestra que los catrachos no tienen límites de cumplir aquellos sueños que son considerados inalcanzables.

Iniciemos hablando de la hondureña Carol Miselem. En 2015 ella fue elegida por la NASA para manejar las condiciones de vida de los ocupantes de la Estación Espacial Internacional y para ser instructora de astronautas que deben aprendan a sobrevivir en el espacio.

La Cadena de Televisión ABC destacó la selección de Carol, ya que cada vez son más mujeres que se están desempeñando en las tareas que antes eran reversadas para hombres.

Carol Miselen en una entrevista que le realizó Honduras is Great comentó que ella estudió dos carreras en la universidad, ingeniería aeroespacial y francés. “Recientemente dos astronautas que estudiaron en mi universidad fueron enviados a la estación espacial internacional, entonces la NASA decidió venir a mi universidad para reclutar ingenieros, me entrevistaron en la universidad y unos meses después me llevaron a Houston, Texas, para más entrevistas, me dijeron que 300 personas aplicaron por el mismo puesto” dijo Carol.

Lea esta nota: La NASA analiza cómo el turismo le cambió la cara a Roatán

Otro hondureño que está dejando huella y poniendo en alto el nombre de Honduras por ser parte de la NASA es: Luis Francisco Bogran.

Bográn fue contratado por la NASA y labora en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral en la Florida, desempeñándose como desarrollador de software formando parte del equipo encargado de desarrollo y operaciones de sistemas en tierra.

El joven originario de La Lima desde temprana edad se unió al programa internacional de aprendizaje Mathnasium que busca el desarrollo de las capacidades matemáticas de los jóvenes.

Los padres de Bográn comentan que su hijo desde pequeño mostró un gran interés por la tecnología y el espacio, su nivel de aprendizaje era tal que en la secundaria ya era un estudiante de matemáticas avanzadas y con el tiempo se convirtió en instructor de matemáticas durante sus vacaciones.

 

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario