Aldea Las Casitas, hogar de Esquipulas  

 

La Aldea Las Casitas de Comayagüela, además de poseer el cementerio Jardines de paz de San Miguel Arcángel cuenta con un gran atractivo turístico que chicos y grandes pueden disfrutar. Conocida por ser la casa del señor de Esquipulas.

A tan solo 10 kilómetros de la capital se encuentra la Aldea Las Casitas, ofreciendo al público en general diferentes actividades para disfrutar en familia. Muchas personas no saben de lo que se pierden al no visitar esta antigua y colorida aldea.

Cuenta con una iglesia colonial que data desde hace 165 años, diferentes puestos de comidas típicas, ventas de frutas y verduras frescas, además podes encontrar diferentes tipos de artesanías en la plaza central y del parque donde los más pequeños del hogar se pueden divertir.

IMG-2652

Al caminar por sus calles se puede disfrutar  de un ambiente tranquilo lleno de una variada vegetación, además de algún animal exótico que puede salir a recibirlos en la entrada de alguna de las casas, tanto en la plaza como en los diferentes pasajes por donde podes caminar.

Una de las diversas actividades que podes disfrutar cada fin de semana son los partidos de futbol, donde diferentes equipos se disputan el trofeo de campeón además de hacer un pequeño recorrido en las mototaxis que llevaran a donde desees.

La Iglesia

IMG-2655

La iglesia nuestro señor de Esquipulas es considerada patrimonio nacional por el Instituto Hondureño  de antropología e Historia (IHAH), debido a su arquitectura colonial, la cual le da un enorme valor histórico a la zona.

Fue construida en 1850, solo una vez ha sido restaurada y los feligreses tienen prohibida remodelación alguna, para no dañarla haciendo que pierda su valor, “poseer una iglesia de las más viejas es un enorme honor para toda la comunidad católica que habita en esta localidad y nos hace muy feliz a todos dijo Rusell Ríos.

La feria patronal

IMG-2603

En la primera quincena del mes de enero se realiza la feria patronal en honor al Santo Señor de Esquipulas, esperando una afluencia de personas cada vez mayor.

Esta dura por lo general una semana completa, iniciando con una misa que da paso a las diferentes actividades que podes disfrutar, entre ellas se encuentra el palo ensebado,  la elección de la Reyna infantil y la fiesta bailable, además de conjuntos en vivo, comidas y bebidas.

Los preparativos para este año ya están listos y se invita a todas las personas que todavía no han visitado el lugar, para que se hagan presentes y disfruten un  poco de todo lo que la Aldea Las Casitas les ofrece, pasando así un buen fin de semana, cerca de casa, dejando atrás el estrés de las fiestas y los asuntos laborales.

El Atol

IMG-2661

Don Omar Ríos, quien habita en esta aldea desde hace más de 35 años y además es el gerente y propietario del puesto de atol, relató que ha visto crecer la aldea desde sus inicios, cuando solo había unas pequeñas casas regadas por diferentes puntos a una larga distancia entre una y otra, teniendo un total de más o menos 300 habitantes en aquel entonces.

En la actualidad la población ha aumentado hasta alcanzar unos 3,000 habitantes, considerándosele talvez una de las aldeas más grande, próspera de Tegucigalpa, agregó don Omar.

Expresó también que gracias a este crecimiento su negocio ha prosperado bastante en los últimos años, él tiene un proyecto familiar desde hace ocho años, y con la venta de todos los derivados del elote, cada fin de semana atiende alrededor de 1,000 a 1,500 personas en un horario de 8:00 AM a 7:00 PM

“Invito a todas las personas que quieran disfrutar de un rico atol, unas güirilas o un delicioso elote cocido o asado a que nos visiten, prometo que no se arrepentirán y quedaran con ganas de más”, fueron las palabras con que don Omar Ríos.

El Cementerio y Las Flores

IMG-2592

Jardines de paz San Miguel Arcángel abrió sus puerta hace unos 23 años, sirviendo como última morada para muchas personas que se encuentran enterradas ahí, todos los fines de semana los familiares de los difuntos suelen ir a visitarlos llevándoles flores y una que otra artesanía para adornar sus tumbas.

Cuando van de regreso a sus casas muchos se detienen en la plaza a disfrutar un poco de lo que este triste recorrido suele ofrecerles, relajándolos y haciendo que por unos instantes piensen en otras cosas.

En el camino a esta última morada se pueden encontrar diversos puestos de flores, que presentan un enorme crecimiento económico en la zona, esta flores no solo se venden a las personas que van a visitar a sus muertos, sino también a parejas de enamorados y alguna otra persona que quiere tener un lindo detalle con alguien.

 

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario

Deja una respuesta