Dos patrimonios mundiales en Honduras

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Honduras cuenta con muchos tesoros por descubrir, ya sean zonas arqueológicas, parques nacionales, su belleza cautiva a quienes lo visitan. Es el caso de la reserva de la Biosfera Río Plátano y Copán Ruinas, sitios considerados “Patrimonios mundiales” según la Unesco.

Estos dos lugares tienen más de 30 años de ser parte de la exclusiva lista de patrimonios culturales en el caso de Copán Ruinas y Patrimonio de reserva natural para el caso del Río Plátano.

Honduras Tips les comparte un escáner de estos sitios, y lo que piensa la Unesco acerca de los mismos.

Biosfera Río Plátano

Panorámica de la biosfera de Río Plátano (foto Unesco)
Panorámica de la biosfera de Río Plátano (foto: Unesco)

La Reserva de la Biosfera del Río Plátano se ubica a lo largo del borde occidental de la provincia de Gracias a Dios. Está inscrito desde 1982 en la Lista del Patrimonios Mundiales de la Unesco debido a su biofísica, así como las características culturales e históricas.

La reserva de la biosfera es una de las más grandes y diversos bosques tropicales húmedos en Mesoamérica. Representa un hábitat para la diversidad biológica significativa y cuenta con cuatro grupos étnicos dentro de sus límites.

El área es también un sitio histórico de importancia arqueológica y tiene más de 200 sitios con estos tipos de característica. Sin embargo, existen presiones sociales, económicas y políticas en la actualidad para su colonización. El avance de la frontera agrícola y el manejo inadecuado de los recursos naturales y culturales son ejemplos de estas presiones.

Debido a su eminente peligro fue inscrito en la lista de los paraísos naturales amenazados de la Unesco entre 1996 y 2007; y volvió a estar la lista de patrimonios mundiales en peligro en junio de 2011, esto a petición del gobierno al no poder frenar la tala de árboles y generar conciencia para la preservación del sitio.

Placa oficial que acredita al Río Plátano como Patrimonio Mundial.
Placa oficial que acredita al Río Plátano como Patrimonio Mundial.

Alrededor de 650 habitantes (1998) vivían en la reserva. A pesar de la importancia de la zona, se enfrenta a la presión crítica de los que emigran en busca de la tierra y en el comercio de madera sigue, las actividades agrícolas y ganaderas también.

Los grupos étnicos de la reserva (Garífuna, Pech, Tawahka y miskito) se han organizado y han solicitado la participación efectiva en la gestión y administración de algunas de las áreas dentro de la reserva.

Estas agrupaciones que intentan proteger el área de la deforestación, promoviendo la sostenibilidad de los recursos naturales para cuidar de este patrimonio mundial.

800 mil hectáreas tiene la reserva de la Biosfera Río Plátano, contando con una zonacultural y de amortiguamiento de 481 mil 800 hectáreas. Esta hermosa área  es mayormente compuesta por bosques húmedos tropicales, incluyendo componentes costeros y marinos.

Copán Ruinas

Copán Ruinas es una de las ciudades más artísticas del mundo Maya.
Copán Ruinas es una de las ciudades más artísticas del mundo Maya.

Descubierto en 1570 por Diego García de Palacio, la ciudad maya de Copán es uno de los sitios más importantes de ésta civilización. El sitio funcionó como el centro político, civil y religioso del valle de Copán. También fue el centro político y el enfoque cultural de un territorio más grande que cubría la parte sureste de la zona maya y su periferia.

La primera evidencia de la población en el valle de Copán se remonta a 1500 a.C., pero la primera inmigración Maya-cholan de las tierras altas de Guatemala está registrado en el año 100 d.C.  El líder maya Yax Kuk Mo, procedente de la zona de Tikal (Petén), llegó a el valle de Copán en 427 d.C., y comenzó una dinastía de 16 gobernantes que transformaron Copán en una de las más grandes ciudades mayas durante el Período clásico Maya.

El gran período de Copán, en paralelo con la de otras grandes ciudades mayas, se produjo durante el período clásico, 300-900 d.C. Los principales acontecimientos culturales se llevaron a cabo con logros significativos en las matemáticas, la astronomía y la escritura jeroglífica.

Los restos arqueológicos y plazas públicas imponentes revelan las tres etapas principales del desarrollo, durante los cuales se desarrollaron los templos, plazas, complejos altares y juegos de pelota que se pueden ver hoy en día, antes de que la ciudad fue abandonada a principios del siglo 10.

Copán Ruinas cuenta con la más exacta tabla jeroglífica de la civilización Maya.
Copán Ruinas cuenta con la más exacta tabla jeroglífica de la civilización Maya.

La ciudad maya de Copán, tal como existe hoy en día se compone de un complejo principal de ruinas con varios complejos secundarias que lo rodean. El complejo principal consiste en la Acrópolis y plazas importantes. Entre las cinco plazas están la Plaza Ceremonial, con un estadio de apertura en un montículo con numerosos monolitos esculpidos ricamente y altares; la escalera jeroglífica con una monumental escalera en su extremo oriental que es una de las estructuras sobresalientes de la cultura maya.

En las bandas de 100 metros de ancho se encuentras las escaleras con más de 1.800 glifos individuales que constituyen la inscripción maya más larga de esta civilización.

La Plaza del Este se eleva por encima de una altura considerable del suelo del valle. En su lado occidental es una escalera esculpida con figuras de jaguares con incrustaciones de obsidiana originalmente con negro.

De lo que se conoce hoy en día, la escultura de Copán parece haber alcanzado un alto grado de perfección. La Acrópolis, un magnífico complejo arquitectónico, aparece hoy como una gran masa de escombros, que se produjo a través de adiciones sucesivas de pirámides, terrazas y templos.

El mayor aporte arqueológico del mundo corre a través de la Acrópolis de Copán Ruinas. En las paredes de la corte, es posible distinguir niveles de piso de las plazas anteriores y salidas de agua cubiertos. La construcción de la Gran Plaza y la Acrópolis refleja una prodigiosa cantidad de esfuerzo debido al tamaño de su extensión nivelado y originalmente pavimentada de tres hectáreas y el segundo debido al enorme volumen de su masa elevada, que se eleva a unos 30 metros del suelo.

El sitio maya de Copán representa uno de los logros más espectaculares de la maya del período clásico debido a la cantidad, la elaboración y la magnitud de sus monumentos arquitectónicos y escultóricos. Las estelas y altares en la Plaza forman uno de los más bellos conjuntos de escultura en la región. Tanto en el diseño y ejecución de los monumentos, los mayas de Copán son un ejemplo único de su genio creativo y civilización avanzada.

La larga inscripción en la escalera jeroglífica, el texto más largo inscrita en la región maya, es de considerable importancia histórica para el sitio, y para un área cultural más amplia.

Sus montículos albergan la esencia del mundo maya en Copán.
Sus montículos albergan la esencia del mundo maya en Copán.

Integridad

Los límites de la propiedad del patrimonio mundial encierran los monumentos principales, en concreto el grupo principal y los barrios residenciales alrededor de ella, que le dan al sitio maya de Copán su valor universal excepcional. Todos los atributos para transmitir su significado están contenidos dentro del parque arqueológico de Copán (alrededor de 84,7 hectáreas).

Copán permanece en peligro de extinción por la continua erosión del río, la microflora. El sitio está en una zona sísmica y había sufrido daños por al menos dos terremotos. Aunque los impactos de ambos de orígenes naturales y humanos siguen existiendo, y el entorno y naturales alrededores están siendo amenazadas por la expansión de la ciudad vecina, estas condiciones han sido en gran parte mitigadas.

Autenticidad

El sitio maya de Copán ha mantenido su forma y diseño y en gran medida ha conservado también su entorno. Desde 1980 los proyectos de restauración han seguido las recomendaciones y estándares establecidos a nivel internacional para mantener la autenticidad del sitio.

Sin embargo, desde 1997, algunos monumentos originales han sido trasladados al Museo de Escultura en el mismo Copán Ruinas, para su conservación y teniendo en cuenta criterios estrictamente orientadas a la conservación, y reemplazado in situ por réplicas.

Copán Ruinas es un sitio fascinante donde podemos aprender sobre el legado de nuestros antepasados.
Copán Ruinas es un sitio fascinante donde podemos aprender sobre el legado de nuestros antepasados.

Protección según la Unesco

La legislación vigente, tanto a nivel nacional como regional, ofrece un marco adecuado para la protección del sitio. Sin embargo, mientras que la legislación refleje la importancia nacional de paisajes arqueológicos y conservación de la naturaleza y se considera adecuada, su aplicación no siempre es satisfactoria. Hay una necesidad de regulaciones específicas para coordinar la ejecución de todas las medidas legislativas y regulatorias existentes.

La propiedad es administrada por el Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH). A nivel nacional, la propiedad está protegida por la Constitución de la República de Honduras (1982), la Ley para la Protección del Patrimonio Cultural de la Nación (1997), que proporciona un marco general para la protección de los recursos culturales y el general ley del medio ambiente (1993), que incluye los recursos culturales como parte de la protección del medio ambiente.

A nivel regional, un Decreto Presidencial (1982) creó el monumento nacional de Copán, que abarca a 30 kilómetros de tierra que incluye al Valle de Copán, donde se encuentra la propiedad del patrimonio mundial, y que establece una protección especial para todos los vestigios arqueológicos dentro de la Monumento Nacional.

 

 

 

Descripción original  por UNESCO, textos adaptados por Honduras Tips.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario