Molienda, una dulce tradición ancestral

En zonas rurales de algunos municipios de Honduras, las moliendas de caña de azúcar han sido una tradición de muchos años, obteniendo de estas varios derivados como ser, la panela de dulce, jalados y batidos. Estas se realizaban hasta 3 veces al año.

 
Los pobladores iniciaban días antes los cortes de caña, el proceso de la molienda daba comienzo desde las 3 de la mañana con su tradicional trapiche al cual le amarraban una yunta de bueyes (2 bueyes) que en hora y media lograban extraer el suficiente jugo para la primer cocción, luego cargaba otra yunta que daba seguimiento a la segunda extracción. Se podían hacer hasta 3 cocimientos al día.

 
El tipo de caña que se usa es la caña cubana y la caña blanca o cristalina.
En cada cocimiento las personas aprovechan para obtener los diferentes productos, ya que cada derivado tiene su punto de cocción.

 

Derivados de la molienda de caña

 

Jalados: las mujeres sacan el jugo que está en cocción y lo dejan enfriar sobre piedra por unos 5 minutos y pasan a halarlo hasta ponerse blanco, de aquí obtienen caramelos y les ponen otros ingredientes como ser, canela en polvo, ajonjolí y cacahuate.

 

Batidos: lo dejan reposar en un tiesto de barro y comienzan a moverlo con la mano y una paleta de manera hasta que llega a su punto en una consistencia dura y lo decoran con cacahuates.

 

Panela de dulce: se vierte en moldes de madera o hierro ya diseñados para las panelas de dulce las cuales son de una y dos libras se deja reposar hasta que tenga la contextura deseada.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario