Las tradiciones de aquellos diciembres

Puede ser cierto que “aquellos diciembres que nunca volverán” contienen nuestros mejores recuerdos, pero cada año nuevo representa una oportunidad de crear nuevos y recrear los lindos momentos vividos en el país y entre nuestra gente.

Para las celebraciones de este fin de año, ¿qué tradiciones hondureñas llevará a cabo? Cuéntenos en los comentarios, compártanos sus fotos y lea a continuación algunas de nuestras tradiciones de Honduras que más disfrutamos en las fiestas.

El abrazo de las 12

El abrazo de las 12 es una de las tradiciones de Año Nuevo que nunca falta en Honduras.
El abrazo de las 12 es una de las tradiciones de Año Nuevo que nunca falta en Honduras.

Con espíritu de amor y buena voluntad, esta es una de las tradiciones que no falta para muchos hondureños. Además de ser un acto de celebración por todo lo superado en el año que termina, es una oportunidad para demostrar a nuestros seres queridos el afecto y aprecio que les tenemos y la alegría de llegar a un nuevo año en su compañía.

Propósitos de Año Nuevo

Los propósitos para año nuevo son una manera de canalizar nuestra esperanza para el futuro y visualizar lo que deseamos para nuestra vida – para luego emprender en lograrlo.
Los propósitos para año nuevo son una manera de canalizar nuestra esperanza para el futuro y visualizar lo que deseamos para nuestra vida – para luego emprender en lograrlo.

El comienzo de un nuevo año calendario presenta una oportunidad de reinventarnos, de marcarnos metas personales y profesionales para el año entrante. A veces son escritos, a veces compartidos con otros, algunas veces son tácitos, pero los propósitos para año nuevo son una manera de canalizar nuestra esperanza para el futuro y visualizar lo que deseamos para nuestra vida – para luego emprender en lograrlo.

 

Correr con maletas

Al marcar las doce en punto de la noche, agarran el equipaje y salen corriendo de la casa para dar una vuelta a la manzana.
Al marcar las doce en punto de la noche, agarran el equipaje y salen corriendo de la casa para dar una vuelta a la manzana.

La noche del 31 de diciembre trae muchas ilusiones para el nuevo año y existen varias tradiciones que se cree ayudan a lograr que se cumplan. Por ejemplo, muchas familias hondureñas tienen sus maletas a mano para cumplir con una de las tradiciones divertidas de la época.

Al sonar las doce en punto de la noche, agarran el equipaje (en estos tiempos modernos, generalmente una “carry-on” de ruedas para agilizar el proceso) y salen corriendo de la casa para dar, en la mayoría de los casos, una vuelta a la manzana (o el bloque) en que se encuentra la casa.

Se dice que entre más lejos corra con su maleta, más lejos viajará o más cantidad de viajes hará. También se recomienda salir con algo de dinero en sus bolsas, para que no le falte durante sus viajes del año.

 

Las 12 uvas

Una costumbre proveniente de España, se trata de comer 12 uvas, una por campanada, al cantar el reloj la medianoche.
Una costumbre proveniente de España, se trata de comer 12 uvas, una por campanada, al cantar el reloj la medianoche.

Aunque las uvas no son nativas de la zona, esta tradición se ha instalado en muchos hogares hondureños y de Latinoamérica en general. Una costumbre heredada de España, se trata de comer 12 uvas, una por campanada, al cantar el reloj la medianoche. El reto, además de comerlas rápido, consiste en asignar un deseo, un anhelo para el nuevo año a cada una. Comerlas todas, se cree, asegura que se cumplan los sueños para el nuevo año.

 

La quema del Año Viejo

Una parte de las celebraciones de Año Nuevo es despedirse y despojarse de momentos penosos del año que termina. De cierta manera, el muñeco del “Año Viejo” permite un poco de catarsis a través de esta tradición.

Las figuras de año viejo se hacen con esponja, ropa vieja, rellenos de periódico y cohetes. Foto: Diario La Prensa.
Las figuras de año viejo se hacen con esponja, ropa vieja, rellenos de periódico y cohetes. Foto: Diario La Prensa.

Cada vez menos común en áreas urbanas, la quema del muñeco del “Año Viejo” consiste en preparar una figura semejante a una persona, rellenando vestimenta vieja con papel periódico y trapos. Se prepara un fuego controlado a una distancia segura y se da la bienvenida al nuevo año dejando en llamas el anterior.

 

Ropa de colores

Se comenta tradicionalmente que la ropa nueva o de color amarillo es para atraer prosperidad. La ropa roja atrae el amor y la fertilidad.
Se comenta tradicionalmente que la ropa nueva o de color amarillo es para atraer prosperidad. La ropa roja atrae el amor y la fertilidad.

Existen creencias acerca del significado de los colores en la vestimenta. Se piensa que el amarillo simboliza prosperidad y el rojo atrae el amor y la fertilidad, así que es común que las personas lo tengan presente al momento de preparar su atuendo para la fiesta de fin de año.

Igual que en la Navidad, son comunes los estrenos, por lo que muchas personas compran ropa interior nueva en el tono de su preferencia, ya sea para atraer un poco de suerte en temas de finanzas o amor en el nuevo año.

 

Cena, brindis y abrazos a la medianoche

Aún es tradicional la cena en familia y compartir el abrazo y beso de la medianoche, en ocasiones seguido por un brindis con sus allegados.
Aún es tradicional la cena en familia y compartir el abrazo y beso de la medianoche, en ocasiones seguido por un brindis con sus allegados.

Aunque no participe en todas las costumbres anteriormente mencionadas, para muchos aún es tradicional compartir la cena de fin de año, ¡no puede faltar la buena comida hondureña! Una pierna de cerdo, un pavo o pollo y los tradicionales tamales (o nacatamales en el interior y sur del país), así como las bebidas tradicionales de la época.

Por supuesto, la cena es propicia para hacer un brindis con sus allegados, celebrando el año que termina y manifestando sus buenos deseos para el que empieza.

Lo que no puede faltar es el abrazo y beso de la medianoche, sea que lo celebre entre familia, con amistades o con su pareja.

Aún es común compartir el abrazo y beso de la medianoche, en ocasiones seguido por un brindis con sus allegados.
Aún es común compartir el abrazo y beso de la medianoche, en ocasiones seguido por un brindis con sus allegados.

Cuéntenos en los comentarios, ¿cuáles son sus tradiciones preferidas para recibir el Año Nuevo? 

 

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario