Catacamas, una ciudad llena de color, sabor y tradición

La ciudad de las flores como la llamaba el gran poeta y escritor olanchano Froylán Turcios, es un destino encantador que envuelve de inmediato a los turistas.

Catacamas se encuentra a 210 kilómetros de Tegucigalpa y es considerado como el municipio más grande de Honduras y Centroamérica. Esta ciudad está rodeada de sabor y color, esto se puede admirar desde el en momento que ingresa al municipio porque en las orillas de las calles encontrará diferentes vendedores ofreciendo verduras, frutas, granos básicos, lácteos y golosinas.

Este municipio, de unos  42,000 habitantes es considerado como uno de los mejores destinos para practicar turismo de montaña, ya que este lugar está rodeado de imponentes cerros le dan un toque más encantador. Sin embargo, los pobladores comentan que Catacamas es vigilada por la montaña Sierra de Agalta. “Cuando se ingresa a la ciudad se puede observar como esta montaña protege y vigila Catacamas”, dijo Carlos Rodríguez, habitante de la ciudad.

Catacamas cuenta con diferentes hoteles y hostales para que el visitante tenga varias opciones donde hospedarse y así disfrutar de esta ciudad que además posee uno de los árboles más longevos de Honduras llamado “la ceiba”, este tesoro de la madre naturaleza se encuentra ubicado en el parque central y cuentan los habitantes que tiene más de 200 años y lo cuidan ya que forma parte de la identidad de la ciudad.

Pero esto no es todo lo cautivador de este municipio oriente del país. Si usted es de las personas que le gusta tomar retos, entonces no dude en subir los 600 escalones del Cerro de la Cruz, esta es una de las mejores experiencias que puede tener el visitante porque en lo alto de este lugar se puede apreciar en toda su totalidad la ciudad de las flores.

Por otro lado,  a unos 20 minutos del pueblo se encuentran las famosas cuevas de Talgua, sitio arqueológico que pueden recorrer grandes y chicos. Esta gruta es una excelente propuesta para aquellos viajeros que les gusta otro tipo de experiencias

Sus productos

Olancho es el departamento que más exporta lácteos en todo el país, sin embargo, Catacamas es el municipio donde se produce más productos derivados de la leche que combinan con cualquier comida catracha. Aquí también se puede conseguir las famosas rosquillas olanchanas consideradas con el mejor pan artesanal para preparar las rosquillas en miel.

Por estas y otras razones debe conocer este municipio porque cuenta con infinidad de actividades que lo dejará fascinando desde el primer momento que lo visite.

Un negocio de madres solteras

A partir de las 4:00 de la tarde en el parque central de Catacamas los viajeros nativos y extranjeros encontrarán un grupo de mujeres que ofrecen la famosa bebida tradicional del municipio, el ponche de leche.

Las encargadas de vender este deleite olanchano son madres solteras que se han propuesto a ofrecer esta bebida que es a base de leche, canela, clavo de olor, azúcar y huevo.

Deysi Gonzales forma parte de este grupo de mujeres emprendedoras. Ella cuenta que hace más de tres años, se unió a este negocio, uno por su necesidad económica y dos porque le gusta esta bebida.

Otra hondureña que también se dedica la venta del ponche de leche es Hilda Reyes, ella explicó que en Catacamas no puede faltar esta bebida que se prepara en una vasija de barro.

Son alrededor de cuatro féminas que rodean el parque central de Catacamas hasta las 9:00 de la noche todos los días. Si anda por este lugar le invitamos que deguste esta  deliciosa bebida caliente que fascina el paladar de grandes y pequeños.

¡También le podría interesar!

Deja un comentario