Entrega, patriotismo y un derroche de talento en desfiles

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Las bandas musicales anunciaban la llegada de cada instituto durante los desfiles patrios, dando vida a los pelotones que representaban cada colegio. Las comparsas marchaban al ritmo de tambores, liras, platillos, bombos, timbales y otros instrumentos que pusieron sabor logrando que la concurrencia disfrutara de un rato ameno.

Aunque todas las agrupaciones de los colegios tratan de dar el mejor espectáculo, hay bandas que ya se han ganado un lugar en los corazones de los ciudadanos, como es el caso del Instituto Tecnológico Las Vegas, que pasó de ser banda de guerra a marcial en el año 2009. Este colegio ganó el primer lugar durante los desfiles de ayer, interpretando canciones de rock y música pop en inglés y español.

El Instituto Acasula Carmen Castro y el San Juan Bosco, ganaron el segundo y tercer lugar respectivamente. Mientras que el actual tricampeón nacional, el Instituto José Trinidad Reyes (JTR), aunque no estaba entre los inscritos se hizo presente y fue uno de los favoritos.

 

Desfiles en Tegucigalpa

En la capital del país al menos 1,500 estudiantes participaron en el desfile. Bailaron, gritaron, sudaron pero se divirtieron. No había más consigna que celebrar el cumpleaños de la patria. La fiesta por los 194 años de emancipación política en la capital fue en grande.

El grito de independencia marcó el inicio de este gran festejo justo antes de que llegaran las 5:40 de la mañana.
Con potencia se escuchaban los cañonazos que se desprendían desde el Cerro Juan A. Laínez, mientras en las calles se entonaban las sagradas notas del Himno Nacional. Concluido el primer acto ceremonial, la comisión presidencial se trasladó hasta las instalaciones del Estadio Nacional Tiburcio Carías Andino.

Mientras tanto los estudiantes de 68 centros educativos participantes prometían con notable entusiasmo una larga, colorida y patriótica jornada para rendir tributo a esta tierra. La mañana transcurría entre el redoble de tambores, la música de las trompetas y el dulce meneo de las sonrientes palillonas. A estas les hacían compañía las pomponeras, las reinas de Independencia y otras preciosas jovencitas que impregnaron el ambiente del encanto femenino.

Llegadas las 12:00 del medio día los hondureños hicieron un espacio para la entonación del Himno Nacional y las oraciones de la Iglesia Evangélica y Católica. La agenda cultural organizada por Casa de Gobierno fue el escaparate donde artistas de todo el país honraron a la Patria con su talento. Niños, jóvenes, estrellas nacientes y luminarias con amplia trayectoria como Pilo Tejeda despertaron el orgullo catracho con sus voces.

Para cerrar la jornada, minutos antes de las 4:00 de la tarde hizo su ingreso el Instituto Central Vicente Cáceres, despertando los ánimos de los espectadores, que entre saltos y aplausos los ovacionaban.

 

Tomado de La Prensa

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario