Santa Lucía y su cautivadora historia

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Santa Lucía, pintoresco municipio del departamento de Francisco Morazán, fue creado el 12 de noviembre de 1820. Éste se ha convertido en un sitio de descanso y relajación, para todos aquellos turistas que desean salir de la rutina, ofreciendo una variada oferta de hoteles de buena calidad a precios competitivos, además de un clima fresco durante casi todo el año por ser un área forestal cubierta de pino.

Santa Lucía se conocía como Surcagua, que en lengua indígena significa “Lugar que tiene ranas”. Este lugar fue uno de los 17 distritos mineros de Tegucigalpa que registra la historia en 1580.

El municipio cuenta con dos patronos, la Mártir Santa Lucía, que se festeja el 13 de diciembre y el Cristo de las Mercedes que se celebra el 15 de enero de cada año. Ambos están ubicados en la iglesia católica del poblado, a unos 150 metros al noreste de la Alcaldía Municipal.

La iglesia de estilo colonial, se remonta como una pequeña ermita al siglo XVI. Posteriormente se le hicieron las últimas modificaciones a su estructura a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Atractivos turísticos de Santa Lucía

Dentro de los principales atractivos turísticos que posee este bello municipio está el Parque Nacional La Tigra, el cual abarca casi el 50 por ciento del territorio y se encuentra cubierto con abundante bosque de pino, roble y otras especies forestales brindando a sus visitantes un agradable escape en la naturaleza.

Santa Lucía posee una hermosa laguna que se encuentra en la entrada al poblado complementando con la belleza del lugar y dando a éste, un ambiente natural y cálido. En distintos puntos de la comunidad, también encontrará diversos miradores de donde se aprecia parte de la capital y como un colorido y fresco placer, usted podrá admirar la venta de flores ornamentales que se cultivan en la zona.

Una curiosidad del municipio es que en la aldea El Piligüin sucedió el hallazgo de la Virgen de Suyapa en febrero de 1747, la cual se convirtió con el tiempo en la Patrona de los católicos hondureños y Capitana de las Fuerzas Armadas.

La oferta gastronómica de este destino consta de restaurantes y comedores con platos típicos nacionales, ventas de pan casero y derivados del maíz, complementada recientemente con cafeterías que preparan cafés de excelencia en un ambiente campestre.

¡También le podría interesar!

Fotogalería

Deja un comentario