El Patio: 42 años fascinando el paladar de los hondureños

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

Todos los platillos autóctonos de Honduras son una verdadera delicia que fascina el paladar de todos los hondureños y extranjeros, pero es extraño encontrar un local que ofrezca todas esas comidas que representan nuestra hondureñidad, sobre todo si se encuentra viviendo en Tegucigalpa.

Hace 42 años, un matrimonio se dio cuenta que en la capital no había un local que ofreciera todos los platos típicos que nos hacen sentir muy orgullosos de ser catrachos, al notar esta debilidad en los restaurantes de esa época, ellos se animaron a abrir un local pequeño para vender comida cien por ciento catracha.

Fue un 3 de octubre de 1977 que la feliz pareja se animó a abrir las puertas de su negocio en el centro de la ciudad a la par de la Casa de Quinchón, fue tanto el boom que en el primer día vendieron toda la comida, ellos quedaron sorprendidos porque no se esperaban que su local tuviera tanto éxito en menos de 24 horas.

A medida que pasaba el tiempo, la pareja aún no decidía qué nombre darle a su restaurante, sin embargo, ellos notaron que su espacio era un bonito patio decorado con árboles, matas de plátanos, fuente de agua, mesas y sillas de madera, por lo tanto, ambos tomaron la decisión de que su apreciado local debía llamarse El Patio, además iba a ser una estrategia para recordar cómo fueron sus inicios.

Hoy en día este restaurante se encuentra ubicado en el bulevar Morazán contiguo a Banpaís. Este es un establecimiento amplio y abierto, decorado casi igual como iniciaron en el centro, solo que ahora implementaron adornos de barro en el techo, estatuas del Indio Lempira y figuras de los mayas, sus mesas son decoradas con fotos antiguas donde se puede apreciar cómo ha evolucionado Honduras, los deliciosos platillos que sirven y los famosos que han visitado El Patio.

La supervisora general del restaurante, Maritza Henríquez, comentó que la feliz pareja que arrancó este destino de sabores catrachos ya no está al mando del local, ahora son sus hijos quienes manejan el restaurante, pero procuran no perder aquella misión y visión que tuvieron sus padres hace 41 años.

Henríquez enfatizó que El Patio no tiene empleados sino familia, ya que todos son muy unidos para llevar a cabo los labores del día a día, además hay personal que tiene 41 años de estar trabajando en este negocio.  También reveló que en la cocina no tienen chefs profesionales sino madres solteras que vienen a darle esa sazón que le dan en las comidas de su hogar, esta idea nació de los dueños ya que ellos aman apoyar a las personas que necesitan de alguna ayuda.

Sin duda, este es un lugar que tiene mucha historia y por el que la mayoría de los capitalinos y hondureños deben estar muy orgullosos, sobre todo porque es un espacio donde se puede disfrutar todos los platos típicos de Honduras, en familia. 

Así que ya lo sabe, no se puede perder de esta gran celebración y así mismo disfrutar de todas las comidas, postres y bebidas nacionales que brinda este restaurante, que siempre ha tenido esa visión de darle lo mejor al hondureño.

“Tenemos 41 años de estar ofreciendo los mejores platos a los hondureños y por esta razón les invitamos a que sean parte de este gran día”, dijo la supervisora general de El Patio, Maritza Henríquez.

Desde 1977 El Patio conquistó el paladar de los capitalinos y de todos los hondureños que se dan una vuelta por Tegucigalpa.

Sus famosos platillos 

El señor conquistador: se trata de la mejor carne de la ciudad y lo encuentra en tres formas:  solicitarlo, encebollado, montado a caballo con tres huevos estrellados encima, se acompaña con chimichurri, papas fritas, arroz clásico y por su puesto con los anafres que son de frijoles, mantequilla y los chips tostadas.

Los pinchos: es el platillo más representativo del restaurante, ya que este el primer plato que le apostaron los dueños hace 41 años.

Desde 1977 El Patio le ha apastado a esta bebida nacional, la horchata.

Los anafres no pueden faltar en su menú…

El restaurante El Patio posee un salón privado para 200 personas. Este es un espacio privado que esta decorado con diferentes retratos de Honduras. Aquí se puede realizar reuniones especiales.

¡El Patio es un verdadero orgullo catracho! 

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario