La religión también mueve miles de turistas en Honduras

Hoteles de la Zona
Restaurantes Recomendados

El verdadero motivo de la Semana Santa es la conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús en su forma humana y aunque muchos solo usan este tiempo para visitar las playas, descansar o celebrar fiestas, también son miles los que participan en las tradicionales celebraciones religiosas en Honduras.

La devoción por su fe lleva a centenares de hondureños a movilizarse grandes distancias para ser parte de los sagrados actos y generan de esta forma, sin saberlo, el turismo religioso.

Algunos viajan para conmemorar la Semana Santa en las ciudades más grandes, donde se reúne la mayor cantidad de feligreses, y otros prefieren ir a sus pueblos de origen para integrarse a las tradicionales jornadas con su familia.

También hay varios que disfrutan de conocer las hermosas iglesias que hay en diferentes partes del país, ya sean de las ciudades más desarrolladas o de pequeños y pintorescos pueblos.

La catedral de Comayagua, la de Tegucigalpa y San Pedro Sula son de las más visitadas.

Emilio Silvestri, ministro de Turismo, expresó que incluso extranjeros vienen a Honduras por el turismo religioso.

“Las conmemoraciones en Semana Santa provocan grandes movilizaciones de personas. Esto es otra forma de turismo”, dijo Silvestri.

El funcionario habló de algunas de las costumbres que se realizan en la Semana Mayor que más llaman la atención de los visitantes, muchos de ellos extranjeros.

“Las alfombras de aserrín en Comayagua, Tegucigalpa, San Pedro Sula, y en otras zonas del país son algo tradicional y uno de los detalles más apreciados por los visitantes, así como las enormes procesiones y hasta los actos”, indicó el funcionario.

Tiempo de fe

El padre Saturnino Senis, párroco de la catedral San Pedro Apóstol de San Pedro Sula, habló de la experiencia que se vive este año.

“Viene mucha gente de todas partes. El Jueves y Viernes Santo la Catedral casi es insuficiente para tantas personas que asisten a las misas”, expresó.

Este viernes las alfombras de aserrín por donde pasa la procesión del Viacrucis serán de las mayores atracciones, además de los cuadros vivos.

En Tegucigalpa también esperan la congregación de miles de feligreses.

El Jueves Santo se hace la tradicional “Visita de los siete templos” en Tegucigalpa. Por lo general los creyentes van a la iglesia de El Calvario, la Catedral, La Merced, Los Dolores, La Inmaculada Concepción y San Francisco.

El día con mayor afluencia religiosa a la capital será justamente el Jueves Santo, cuando las personas elaboran las espectaculares alfombras de aserrín.

Ani Zacapa, gerente de Turismo de la Alcaldía de Tegucigalpa, expresó que se harán tres alfombras de 600 metros cada una, por donde pasará la procesión más grande de la capital el Viernes Santo, que iniciará a las 9:00 am desde la iglesia El Calvario.

En esta semana, Comayagua espera más de 50 mil visitantes entre nacionales y extranjeros, que podrán disfrutar de la elaboración de las alfombras, de museos con exposiciones relacionadas con la fecha y de las tradicionales procesiones religiosas.

Mientras que en Gracias, Lempira, la parroquia de San Marcos preparó actividades que buscan que los fieles reflexionen y pidan por Honduras.

El miércoles 1 de abril, los protagonistas serán los niños, que realizarán un viacrucis infantil en la iglesia San Sebastián.

A partir de las 8:30 am del viernes 3 de abril, iniciará la conmemoración de la Pasión de Cristo, con el Santo Viacrucis, que iniciará en la iglesia La Merced y concluirá en la iglesia San Sebastián, donde también se realizará el rito de la crucifixión.

 

Tomado de Diario La Prensa.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario