Teatro José Francisco Saybe

El Teatro José Francisco Saybe nace con la idea y la perseverancia de un hombre amante del arte escénico, fue así que la vida artística y cultural de la gran ciudad de San Pedro Sula se iluminó gracias a la iniciativa de un hombre visionario y sin límites y cuyo nombre fue escogido para bautizar este recinto que se convirtió en el refugio de grandes actrices y actores pero también es semilleroe de artistas que están por surgir.

 
La primera piedra de este sueño se colocó un 6 de mayo de 1995 en un terreno que la Fundación Cultural de San Pedro Sula adquirió en 1980. La monumental obra se hizo realidad gracias a los esfuerzos incansables de La Fundación Cultural de San Pedro Sula, donantes grandes y chicos y la inauguración oficial del complejo cultural se realizó 20 años después, el 18 de Junio de 2003.

 

 

El sorprendente diseño de su arquitectura fueron plasmados en los planos elaborados con el exquisito cuidado de alguien que además de conocer la disciplina técnico-científica, ha hecho del arte escénico una de las razones y quizá la más vital de su existir cotidiano, hablamos del principal impulsor del proyecto, el Ing. José Francisco Saybe. Quien unió las dos especialidades necesarias para visualizar, con sentido global, las condiciones y requerimientos para satisfacer al más exigente dramaturgo. Su especialidad en la rama de la ingeniería le permitió tener la óptica indispensable para dar pasos seguros en materia de proyección y ejecución de la obra física.

 

 

El Teatro José Francisco Saybe ofrece un salón de usos múltiples donde pueden disfrutar unas 500 personas, tiene camerinos amplios, doce bodegas, oficinas, sala de juntas y hasta parqueo para brindar la comodidad que ningún otro teatro en el país la posee. Pero este teatro no solo fue diseñado para obras y eventos artísticos, sino también para conciertos de orquestas filarmónicas y de cámara, ópera, shows populares, coros y por ello tiene un pozo para acoger una orquesta de 35 músicos y una capacidad de 506 amplias butacas para que el público admire su evento con comodidad. Las butacas fueron importadas de Michigan son modernas y amplias de 21 y 22 pulgadas con perforaciones acústicas en su parte inferior.

 

 

Los turistas que han visitado otros teatros y también artistas extranjeros se han quedado maravillados por las comodidades, funcionabilidad, acústica, tamaño del escenario y hasta por el inmenso y atractivo lobby donde caben unas 300 personas.

 

 

El coloso cultural Teatro José Francisco Saybe vino así a aportarle prestancia a la ciudad y ha promovido en las escuelas, colegios, universidades y asociaciones del país que poseen grupos artísticos variados a que lo utilicen promoviendo el arte y regalando talento a muchos hondureños ávidos de espectáculos de calidad siempre y cuando vayan acompañadas de un acto cultural.

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario