Operación Sonrisa en Honduras

Por Laura Bermúdez 

Un grupo de médicos especialistas voluntarios y  provenientes de todas partes del mundo, arriban a tierra hondureña con tan sólo un propósito: operar de forma gratuita a centenares de niños con problemas de labio y paladar hendido en Honduras. A través de los voluntarios hondureños, el programa brinda una continuidad durante todo el año, proporcionando  la sostenibilidad  que caracteriza al programa.

Operation Smile es un programa de salud que está presenta en más de cincuenta  países en el mundo. En Honduras existen tres brigadas médicas al año, en los meses de  febrero, agosto y noviembre. Los beneficiados son individuos de todas partes de país, en su mayoría personas con escasos recursos.  Toda la atención del programa  es completamente gratuita. Se le da una especial prioridad a la gente que viene de los lugares más lejanos y recónditos del país. Hay un día estipulado para las evaluaciones, cuando cientos de niños serán examinados. Se toman en cuenta  diversos factores como: la edad, el peso, la nutrición  del niño y el tipo de la deformación del labio o paladar. Si no aprueban los requisitos para ser operados, se incluyen en la lista de espera para la próxima brigada, proporcionando recomendaciones a los padres de familia para tomar las  medidas  adecuadas para la futura operación.

En la clínica  de Operación Sonrisa en Honduras se encuentra la sección de pediatría,  donde se pesan y  se inspecciona minuciosamente a los pequeños.  Luego pasan a un encuentro con el cirujano plástico, donde se examina el problema especifico de cada niño. Después van  a ortodoncia donde se les revisa la dentadura.   Es obligatorio ir a terapia psicológica, donde se brinda apoyo  tanto a los padres de familia como a los pacientes de labio o paladar hendido. Por último  deberán ir a la terapia del lenguaje, donde se les enseña a pronunciar correctamente las palabras. Durante las evaluaciones, la clínica  se inunda de un llanto descomunal. Mas no saben los pequeñuelos que sus penas pronto se convertirán en muchas sonrisas.

Los  niños que aprueban las evaluaciones y cumplen los requisitos de operación son intervenidos  quirúrgicamente de inmediato. Los médicos pueden llegar a realizar más de treinta operaciones al día. Para culminar pasan a la etapa de evaluación y el cuidado post-operatorio.

Operación Sonrisa  juega una papel fundamental cambiando la vida por completo de muchos jóvenes en Honduras, sin discriminar religión, etnia, edad o género. Gente que viene a dar lo mejor de sí mismo, esparcir “buena vibra” y sin esperar  nada a cambio.  Gente que logra una diferencia en la vida de miles de niños hondureños, que reciben  un cálido  trato al paciente. Esto se llama calidad humana.   Operación  Sonrisa se resume como un grupo médicos de nacionales y extranjeros   que vienen a repartir  sonrisas y quizás…futuras carcajadas.

Más fotografías: 

[mappress]

1 de 1

¡También le podría interesar!

Deja un comentario